25 de septiembre de 2021 | 01:17
Opinión

Tres mañaneras después… ¿Quién es el “tapado”?

El 10 de mayo se soltó el diablo. Dante Delgado le pide a López Obrador que saque las manos de la elección en Nuevo León.
Dante Delgado y Samuel García
Compartir en

AMLO está violando las normas electorales de este país: Delgado.

A eso de las 9:00 de la noche de ayer lunes, como decíamos cuando yo era joven, feliz e indocumentado y reporteaba la fuente de policía, “se soltó el diablo".

El caso es que “La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), ha dado respuesta inmediata a un gran número de denuncias ciudadanas…” en el sentido del “uso de programas sociales con fines electorales, en la campaña de Adrián de la Garza, y esto se dio a conocer con la aparente intención de descarrilarlo a él.

Pero también a Samuel García, a quien se señala en “la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, en contra de Samuel “G”, candidato a la gubernatura del estado de Nuevo León; de su padre Samuel “G”; de su esposa Mariana “R”; y del padre de ésta, Jorge “R”; por hechos presuntamente delictivos, señalados en el artículo 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que se refiere a aportaciones en dinero o en especie, así como fondos o bienes de origen ilícito, utilizados, en forma ilegal, para fines electorales…”

¿Un distractor?

Los expertos en la materia señalan que se trata de un artilugio distractor que busca que la gente voltee para otro lado tras la larga racha de errores trágicos, (que han costado vidas, como el percance en el metro de la CDMX) en la administración de Andrés Manuel López Obrador, desde donde se ve la pérdida de la mayoría en la Cámara de Diputados y gubernaturas en estas elecciones próximas.

Para colmo, siendo tan buen boxeador como lo es, AMLO, lleva tres mañaneras al hilo enseñando la mano, lo que hizo que Adrián de la Garza, más temprano, denunciara las intenciones de descarrilarle su campaña… De lo cual culpó al presidente por complotar, según él, junto a Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano, para favorecer a Samuel García.

Los sabios de la política ven que esta operación no está tan precisa, porque en todo caso la FGR - al revelar la investigación- deja abierta la puerta para que el INE, pueda investigar las acusaciones de manejo de millones que penden sobre el candidato naranja. 

El analista Javier Hernández me apunta que un “flyer” con promesas de adaptar en el gobierno estatal un programa municipal, no es violatorio de la ley, ya que no es condicionante, ni vinculativo a ninguna acción del elector.

Y lo compara con la determinación del INE que en las pasadas elecciones dictaminó que no lo fue la promesa de López Obrador de aumentar la pensión de adultos mayores o darle becas a los “ninis”.

Pero observa: “Ya si hablamos de la lavado de dinero, gasto excesivo en campaña o enriquecimiento ilícito, pregúntenle a Samuel…”

La gran pregunta al final de todo esto, es que después de tres mañaneras, no se ve quién sea “el tapado”.

obedcampos@gmail.com