2012: políticos neoludistas

“Las Redes Sociales no se trata de Sitios Web. Se trata de las experiencias.” Mike DiLorenzo 

 

Como “ludismo” se conoce al movimiento obrero gestado en Inglaterra en protesta a los despidos masivos y la sustitución de trabajadores por maquinas; dicho movimiento tiene su precedente histórico en Nottingham sitio donde se llevo a cabo una manifestación en la cual, en represalia a su disolución violenta, los obreros quemaron más de sesenta maquinas de tejer de una fábrica de medias.

 

Estas acciones fueron creciendo por territorio inglés junto con la fama de un personaje ficticio denominado “Capitán Ludd” a quien de manera simbólica los obreros ofrecían las maquinas para que desaparecieran de la tierra. A raíz de este movimiento a finales del siglo XX surge el “neoludismo”, un pensamiento de corriente anarcoprimitiva, que refiere a la ideología opuesta al desarrollo digital e inteligencia artificial; siendo su máximo exponente el estadounidense Theodore John Kaczynski, mejor conocido como “Unabomber”, autor de los atentados en cartas postales a varios medios de comunicación, allá por 1995.

 

Sin embargo años después, en este 2012, todo parece indicar el neoludismo está en su auge, pues las practicas de muchos de los políticos en materia de tecnología y política 2.0 es aberrante, ya que más de uno son los candidatos neoludistas que creen el social media es una área más del departamento de informática o comunicación; confundiendo su uso y creyendo las plataformas sociales son generadoras de votos y canales de difusión de propaganda política.

 

Por citar algunos de estos ejemplares, dignos de zoológico humano, se encuentran: el usuario @NestorGordillo candidato a diputado federal por el PAN del distrito 12 en Puebla, quien ocupa su cuenta de Twitter para difamar y atacar ciudadanos al puro estilo de los trolles; otro que también es un ejemplo de estas prácticas de cavernícolas es el usuario @reneenacion candidato a diputado federal por el PAN del distrito 8 en Oaxaca quien de un día a otro, aumentó sus seguidores a 8,000 entre los que destacaban sitios pornográficos para después en un lapso de 3 semanas deshacerse de ellos, entonces para qué los compra, en fin; otro que también raya en el insulto es el usuario @hubertoaldaz candidato a senador por Oaxaca quien cree Twitter se trata de un canal de promoción del voto directo.

 

En fin así podríamos continuar con una larga lista de candidatos neoludistas que creen que los novedosos medios de comunicación social son canales de difusión de propaganda política y promotores del voto, desvirtuando la función de estas herramientas. Y es que mire usted estimado lector mientras nuestros políticos crean que en Twitter comprar seguidores les van a generar votos o arremeter contra ciudadanos es una estrategia de campaña las campañas electorales seguirán siendo igual de sucias y los canales de difusión social una herramienta más para que los políticos corruptos y abusivos cometan las mismas marranadas que hacen offline, pero ahora online.

 

Así pues, en lo que nuestros políticos y sus “brillantes” asesores no entiendan que las plataformas de interacción social como Twitter y Facebook no son promotoras del voto, sino generadoras de opinión publica los usuarios de estas sufriremos el horror de navegar en canales sociales infectados de propaganda política vulgar que no promueve la interculturalidad, el debate, la libertad; sino el encono y el atraso digital, algo que en nada favorece a nuestra patética democracia.

 

Los invito a seguirme en [email protected]

*Politólogo

0
comentarios
Ver comentarios