¿Vivir mejor?

La defensa de Calderon: "Estamos mejor que con el PRI", pero las cifras, los datos y los números lo desmienten, por lo que en México no vivimos mejor, como lo anuncia el falso slogan del sexenio.

Calderón inició su gestión entre turbulencias en el ámbito político. No podía esperarse otra cosa después del dudoso resultado en las elecciones del 2006, es por eso que gran parte de lo que vive el país fue por la incapacidad de las autoridades electorales para brindar confianza y seguridad del resultado que dieron por oficial. Pero una vez iniciado el periodo, Felipe Calderón ya no puede escudarse en nada para tratar de salvar su gestión al frente de un país con tantos problemas como lo es México.

El resultado de la gestión del Panista no debe ser medido por una simple encuesta que ni siquiera es realizada por un grupo que no tenga un interés político o comercial en la elaboración, debe ser realizada por los ciudadanos conscientes de la situación actual. ¿Por qué no por encuestas? Simple, porque mienten o se equivocan mucho, y si no creen, pregúntenle a Gea Isa. La clara demostración se encuentra en las pláticas, ahora llenas de historias reales, cuentos y anécdotas sobre el narcotráfico.

Además, las encuestas de opinión muestran algo raro: Calderón aparece arriba del 6 en sus calificaciones (escala 0 – 10). Algo curioso sucede en Chile, su Presidente, Sebastián Piñeira, es calificado apenas rebasando el 4 (escala 0 -10) en numerosas encuestas. Lo que pasa es que hemos  sido incapaces de indignarnos realmente, las protestas estudiantiles no han llegado a un nivel en donde  se proteste en contra del sistema y no cambiando las pugnas semana a semana. Ha faltado que estudiantes y trabajadores se unan para generar un descontento general.

Si alguien duda de los mediocres resultados de esta gestión, basta con ver el resultado de la candidata oficialista Josefina Vázquez Mota. Pero más que derrota de Josefina, fue una derrota de Felipe Calderón. Aunque, quizá pueda sentirse contento de haber impulsado la reforma política que permitirá las candidaturas independientes. Siendo sinceros, a la población lo que menos le importa en este momento es que se permita o no a un ciudadano sin partido contender a la Presidencia o a algún cargo de elección popular, no, ahorita lo principal es la seguridad, y en eso fracasó la actual administración.

La defensa de Calderón siempre ha sido lo mismo: “estamos mejor que con el PRI”. Genial, vaya logro. Lo cierto es que el modelo económico, dirigente del crecimiento y desarrollo del país, no se ha modificado a como lo tenía el PRI. El neoliberalismo sigue rigiendo al país, o sea, es entendible el por qué el PRI y el PAN son buenos votando juntos. Los dos van hacia donde mismo. Y el PRD, representado a nivel legislativo por la cúpula, no tiene la autoridad moral para criticar esa alianza, pues basta recordar las alianzas hechas con el PAN. Pero, sorpresa, ya anunció Zambrano que están abiertos a considerar una nueva alianza con el PAN.

Y podemos volver a Calderón, recordando que en la campaña del 2006 atacó a López Obrador, criticándolo de Chavista, o mejor dicho, que iba a empezar a expropiar. Bueno, hace 2 semanas el gobierno le retiro una concesión de banda ancha a MVS, muy al “estilo Chávez”. Este gobierno se ha caracterizado por decisiones arbitrarias, tal como lo realizado a Luz y Fuerza del Centro, desaparecida por supuesta ineficacia, como si CFE fuera de lo más productivo.

Y llegamos a los más de 60 mil muertos que ha habido en esta “guerra contra el narcotráfico”, nombre que está mal empleado, espero, ya que una “guerra” significaría la suspensión de garantías para los mexicanos. ¿Quién garantiza a las familias que perdieron a alguien seguridad? Nadie ¿Qué pasará con los miles de asesinados que son “supuestamente criminales” pero que las familias lo niegan rotundamente? Nada, las investigaciones simplemente se pierden en el transcurso. Pero claro, retroceder con la estrategia o replantearla significaría haber fracasado. Impensable en el Panismo.

Don Felipe se va tras un sexenio de fracaso, desgraciadamente no se le puede llamar de otra forma. Sí, los equilibrios macroeconómicos están bien, pero así los tenía también el partido tricolor. Lanzarse sin un análisis profundo a combatir el narcotráfico le salió mal, o bueno, a él le salió pero a los mexicanos nos fue mal. Y para acabarla, perdió la batalla electoral contra el peor de sus enemigos: el PRI. Perdió, pero no se le ve nada triste o preocupado en esa derrota, quién quita y se aseguro inmunidad por 6 años.

En México ¿Vivimos mejor o vamos a vivir mejor? Claro está que no vivimos mejor (“Mejor que con el PRI”, diría Felipe Calderón) pero parece ser que para él, vivir mejor lo encontrará fuera de nuestras fronteras. Los resultados de Calderón nos tienen en una crisis que parece no tener salida – 40 pesos el huevo, una mentada para el pueblo mexicano – pero mientras no se le busque juzgar, él parece seguro de que va a vivir mejor. Bueno, mejor que todos los mexicanos.

0
comentarios
Ver comentarios