Columnas

Tecnología para la salud

Jorge Toro VázquezLa Jornada de San Luis

Como académicos y de la mano del gobierno y empresas, tenemos la responsabilidad de difundir información verídica

En tiempos recientes se han estimulado los debates acerca de la importancia de la alimentación. En México no es la excepción, por ello considero relevante algunas reflexiones del Doctor Jorge Toro Vázquez, integrante del Centro de Investigación y Estudios de Posgrado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí

El Dr. Toro Vázquez señala que la tecnología de alimentos contribuye de manera importante para dar opciones al consumidor y enfrentar situaciones de sobrepeso, de desbalance nutricional, mismas que impactan en la prevalencia de enfermedades no transmisibles.

En los últimos 10 años, he encabezado un grupo de investigación para desarrollar una alternativa saludable que sustituya el uso de los ácidos grasos trans en alimentos procesados y que al mismo tiempo permita que las empresas elaboren productos más saludables. En 2017, nuestra investigación recibió el premio Timothy L. Mounts, por parte de la División de Aplicaciones Comestibles de Lípidos y Aceites Vegetales de la Sociedad Norteamericana de Química y Fisicoquímica de Aceites (AOCS, por sus siglas en inglés), reconocimiento que nunca se había entregado a ningún grupo de investigación en México ni en América Latina.

Actualmente existe una confusión o mala información y hay quienes pretenden poner apelativos a los alimentos procesados, de tal manera que se empieza a generar miedo en las personas de ingerir estos productos. Como académicos y de la mano del gobierno y empresas, tenemos la responsabilidad de difundir información verídica, sustentada desde el punto de vista científico, en beneficio del consumidor mexicano.

Es importante que conozcamos y aprovechemos el desarrollo científico de la tecnología de alimentos como una solución que contribuye a promover mejores estilos de vida. La capacidad de adaptar nuestros alimentos a nuestros cambios y necesidades nos ha llevado a crear alimentos con propiedades que nos ayudan a combatir o prevenir enfermedades que se han vuelto problemáticas.

Por ejemplo, los Edulcorantes No Calóricos (ENCs), que funcionan como herramientas de equilibrio calórico, pueden ayudar a las estrategias y programas gubernamentales en el combate a problemas de salud pública como la diabetes y la obesidad.

Interesantes reflexiones sin duda.