Columnas

Los mitos sobre el Outsourcing y la iniciativa de ley de AMLO

Trabajadores subcontratadosJuan Pablo Zamora/Cuartoscuro

Ayer escuchaba por MVS Radio a Ana Francisca Vega hablando sobre el outsourcing, cuyo término en español se podría traducir a subcontratación, y se notaba preocupada pues pensaba que la medida era injusta y demás. No puede ser que todo lo que tiene que ver con el presidente López Obrador este mal y el experto que estaba entrevistando le dio razones para ver que lo que propone AMLO no está mal y fuera de contexto.

En pocas líneas le explico que es el outsourcing de manera sencilla para que no se vaya a enganchar con los términos complicados que luego utilizan varios columnistas para hacer que el asunto se vea más grave de lo que es.

El outsourcing se utiliza como apoyo a las labores de una empresa cuando esta empresa quiere concentrarse en lo que es experta y no desviar su atención hacia otras labores que son necesarias pero que no forman parte de lo que ofrecen al mercado.

El ejemplo, imagine que usted trabaja en una editorial donde el trabajo principal es crear contenido para que lo consuman los clientes. Todos los días llega y su lugar de trabajo esta limpio y ordenado. Todos en la empresa trabajan sobre el contenido editorial y no andan haciendo labores de limpieza o mantenimiento. Lo que hace la empresa es subcontratar a un servicio de limpieza para que las oficinas estén en las condiciones correctas para que el trabajo que se realiza en ese lugar se haga sin distracciones o molestias. Dirían los que usan términos en inglés, los que trabajan se dedican al Core Business y se hace outsourcing de las demás actividades que no tienen que ver directamente con la elaboración de contenido. En otras palabras, los empleados de la empresa se dedican a trabajar en la actividad que genera valor a la empresa y se subcontratan a personas que ayudan con otro tipo de labores que son necesarias para generar un ambiente productivo, pero no tienen que ver directamente con el producto final. También es una carga menos para la gente de Recursos Humanos pues en lugar de tener que contratar al personal de mantenimiento, subcontrata a los expertos y se dedica a trabajar con los que le traen dividendos al negocio.

En un mundo ideal, el outsourcing debería de servir para obtener mejores costos y un mucho mejor manejo de las cargas fiscales pero muchas personas vieron en estos esquemas la manera de hacer trampa y engañar al sistema.

Otro ejemplo muy sencillo de outsourcing y como hacen trampa se ve en las construcciones. Imagine a una empresa que tiene una plantilla de 15 personas para construir una casa. Por obligación legal, estos trabajadores deben de contar con seguridad social y la seguridad social la paga el empleador. Para quedarse con un dinerito extra por lo de los impuestos y el pago de obligaciones laborales, el constructor solo registra a 10 personas en el Seguro Social, “al cabo no todos se enferman al mismo tiempo”. El constructor cobra por los 15 trabajadores, pero se lleva de dinero extra los impuestos que no le pago a los que no registro en el Seguro Social. 

Lo que pasa aquí es que el Seguro Social no percibe el pago de los 5 trabajadores no registrados y Hacienda no recibe el pago de impuestos de estos mismos trabajadores. Los actuarios no me dejarán mentir, el cálculo de las cuotas del Seguro Social se hace sobre la base de trabajadores registrada y el registro histórico de enfermedades de la población que hace uso del servicio. El algoritmo deja de ser válido cuando no se le alimentan los datos adecuados y cuando un mayor número de personas que las previstas utilizan el servicio. La probabilidad de enfermedad de un grupo de 15 es mayor a la de un grupo de 10 y si el que los contrata habilidosamente pone en la nómina a los que están enfermos la cuota de 15 personas la estarían pagando solo 10. Y esto es solo uno de los ejemplos.

Recuerdo cuando trabajaba, en la oficina había dos tipos de empleados, los de planta y los que trabajaban como outsourcing. Todos hacíamos lo mismo pero los del outsourcing no tenían los mismos beneficios laborales que teníamos los de planta. Uno de mis compañeros que trabajaba como subcontratado cada que llegaba la renovación de contrato de outsourcing pensaba en que la compañía le iba a dar la dichosa “planta”, jamás se la dieron y eso que era una compañía seria. Lo que hicimos los compañeros de trabajo para animarlo fue cooperar entre todos para regalarle un bonsái y que tuviera la tan deseada planta.

Dice Andrés Manuel López Obrador sobre el Outsourcing, “Este mecanismo se creó para facilitar a las empresas los trámites de contratación de servicio, pero se deformó, se echó a perder. Hay despachos que se dedican a estas actuaciones, a estos procedimientos que tienen miles de trabajadores”.

Hay un montón de prácticas que tienen los que hacen outsourcing y se pueden ver en los registros laborales y en la misma recolección de la hacienda pública. Desde los despidos masivos en diciembre para cortar antigüedades hasta los perennes contratos sin conseguir la dichosa planta y una estabilidad laboral para el empleado.

“Es un abuso a una ley que se creó aceptando sin conceder para facilitar los trámites a las empresas que se dedicaran a producir y que no se desgastaran en los trámites laborales, pero se abusó. También es importante decir que hay muchas empresas que cumplen, no se puede generalizar. Este fenómeno está orientado, se detecta en las grandes empresas, no en las medianas y pequeñas. Vamos a ordenar esta situación, este es el fundamento”, dijo AMLO en la conferencia mañanera que habló sobre el tema.

La medida le dará una buena sacudida a los que tienen negocios de outsourcing que no están cumpliendo con lo que deberían de cumplir y muchas de las empresas que usan este tipo de servicios tendrán que reevaluar el valor que les están dando y si realmente están cumpliendo con las obligaciones que tienen para con sus empleados.

Hace tiempo le hicimos un proyecto a una empresa que quería determinar si las empresas que subcontrataban tenían buenas prácticas laborales, cuidaban el medio ambiente y no estaban explotando a personas. Esta investigación de buenas prácticas tenían que ver con el tema de Responsabilidad Social que la compañía estaba buscando alinear en todas sus subsidiaras. Acabamos con el proyecto y se dejaron las bases para que la elección de proveedores cumpliera con lo mínimo requerido para que el personal tuviera derechos similares a los que tienen los trabajadores de la empresa. Este tipo de prácticas tendría que aplicarse en todas las grandes compañías para que lo sueldos y los derechos sean los justos para los trabajadores.

Si , puede ser que la iniciativa de ley tenga que tener algunos ajustes, pero el espíritu de la ley es correcto y es el de la justicia. Esperemos que se pueda aplicar de una manera correcta y que no le pase lo que a mi compañero de trabajo que por muchos años lo más cercano que estuvo para tener una planta laboral fue el bonsái que le regalamos.