27 de septiembre de 2021 | 19:29
Opinión

Larrazabal, el balance que viene

El objetivo del PAN en Nuevo León, es allegarse el voto antiAMLO en el estado. El voto anti4T es significativo.
Candidatos a gubernatura de NL
Compartir en

La campaña antiAMLO

Inicialmente, el objetivo del candidato del PAN a la gubernatura de Nuevo León, Fernando Larrazabal, es allegarse el voto antiAMLO en el estado. El voto anti4T es significativo, sobre todo en la clase alta y en ese fenómeno de “aspiracionismo” regio que sujeta a la clase media para reproducir la ideología de la derecha, no del bien común sino del ascenso social.

A diferencia del PRI y de Morena, el PAN mantuvo su marca. El PRI, junto al PRD, forjaron Vamos Fuerte Nuevo León y Morena junto al Verde, Nueva Alianza y PT, Juntos Haremos Historia en Nuevo León. El PRI hizo bien al esconder al PRI, es una marca desgastada en la entidad, aunque no lograron zafarse del PRI medinista, el del grupo del ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz. Morena, como estructura, es nada; como imagen, menos.

¿Quién se alejó de la 4T a tiempo?

Fernando Larrazabal puede trabajar criticando la simulación del PRI y de Morena y recostarse absolutamente en la marca de su partido que, después del gobierno independiente, se reposicionará. Ya se ha visto en las elecciones pasadas para alcaldías y diputaciones. Lo que no puede hacer es acercarse a la imagen de Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco: a ninguno de los dos les conviene, aunque exista acuerdo.

Quien se alejó a tiempo de la 4T fue el candidato de Movimiento Ciudadano, Samuel García. La foto de la candidata de Juntos Haremos Historia en Nuevo León, Clara Luz Flores, con el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue un espaldarazo que López Obrador no repetirá con otros candidatos de Morena a las gubernaturas del país.

Siendo alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza se apresuró a tomarse una selfie con el presidente en una de sus visitas al campo militar de Apodaca. Esa foto, como la de Clara Luz, puede ser utilizada por Larrazabal para mostrar cercanía entre el presidente y estos dos políticos, lo cual favorece su campaña antiAMLO.

En el tira-tira entre Clara Luz y Adrián salieron ganando Samuel y Larrazabal. Hasta ahora Samuel García ha utilizado mejor ese fuego cruzado y, sin embargo, no se descarta que Fernando Larrazabal inicie una campaña pendular donde se balanceen las propuestas con un activismo electoral en contra de sus adversarios.

Días de batalla

Si algo arrojaron las escaramuzas de estos días es que todos los candidatos y la candidata nada tienen seguro. Clara Luz iba tocando por nota, ya no. Adrián de la Garza debe prepararse para el pasado, no para el futuro. Samuel García trascendió sus errores en redes sociales y se reinsertó en la competencia. Fernando Larrazabal, apelando a la mesura y no a la estridencia, está en el juego.