Columnas

¿Se vuelve a declarar el semáforo rojo, y ahora el parque La Mexicana permanece abierto? En efecto, no se cierra este espacio.

¡El Parque La Mexicana está abierto!

Conforme a lo que indica el semáforo rojo, decretado por el gobierno de la Ciudad de México, el parque permanecerá abierto en su horario habitual, de 5 a 22 horas. Los restaurantes operarán con servicio para llevar y, también, para hacer pícnic en los jardines. Es obligatorio el uso del tapabocas en todo momento y mantener una sana distancia. Los estacionamientos estarán abiertos de 5 a 22 horas. Se suspende la renta de bicicletas. Se prohíbe la visita de grupos.

Llega la pandemia

Era la segunda semana de marzo y empezábamos a oír consideraciones serias para evitar la propagación del covid-19. Habiendo pasado un puente con más de 60 mil visitantes, La Mexicana podía convertirse en la versión pública del tan criticado concierto de una marca de cervezas en el autódromo.

De la mano del gobierno, cuando se anunció el primer semáforo rojo fue relativamente fácil la decisión social del parque para proteger a los visitantes. De un día para otro La Mexicana cerró. Mallas y vallas en las banquetas; el parque se quedó sin visitantes ni trabajadores.

Difícil atravesar económicamente los 4 meses del cierre. Hubo quienes nos felicitaron por la responsabilidad de haberlo hecho y al mismo tiempo, hubo quienes nos maldijeron por la poca sensibilidad de suspender un espacio público.

El regreso fue gallogallina, pasos cortos y estables, lentos…. Abrimos primero solo la calle y recibimos con el arte de Rivelino a la gente que había permanecido encerrada. Fue emocionante ver las reacciones de los visitantes, grandes y chicos, al estar de vuelta. Semanas después abrimos la mitad del parque y finalmente el resto de La Mexicana

Semáforo rojo, otra vez…

¿Se vuelve a declarar el semáforo rojo, y ahora el parque La Mexicana permanece abierto? En efecto, no se cierra este espacio, que funcionará al 30 por ciento de su capacidad.

El encierro inicial fue largo y disparejo; desafortunadamente, la poca claridad propició que todos hiciéramos lo que pensábamos era correcto, pero más frecuentemente lo que nos daba la gana. Los que mucho se cuidaron no lograron aplanar la curva empujada hacia arriba por quienes pensaron que no iba en serio. Y hoy tenemos un grave problema.

El encierro tal vez ya no es una posibilidad, el precio no vale la pena. Primero porque los que cumplimos no somos mayoría, así que volvería a no funcionar; segundo, porque la catástrofe económica es fuerte y podría empeorar.

Pero todos a usar el tapabocas, sí es una posibilidad. Hay claridad mundial en la efectividad de su uso. ¿Qué esperamos? Siéntete en la libertad de decirle al que no lo traiga, que se lo ponga. ¡Cuídate! Es mucho más eficiente que incómodo, ¿qué esperamos?

''Ponte el cubrebocas!!

PD.

¿Quieres apoyar a la economía? Usa siempre mascarilla, guarda sana distancia y consume local.

0-0-0-0

(La autora, ciudadana y activista del espacio público, es la presidenta de Colonos de Santa Fe y responsable de @mexicanaparque).