Hasta hoy, ¿los candidatos independientes han sido realmente independientes?

En las pasadas elecciones de 2015 tanto federales como locales que se llevaron a cabo, hubo una buena cantidad de candidatos independientes o al menos así se hacían llamar. En Sinaloa hubo varios candidatos como Manuel Clouthier, quien estuvo afiliado al Partido Acción Nacional (PAN) por varias décadas e incluso en 2009 fue diputado federal plurinominal bajo sus siglas. Lo que tanto se le critica a Manuel Clouthier Carrillo es que en 2009-2012 siendo diputado no hizo prácticamente nada de lo que prometió en campaña aun cuando tuvo la oportunidad.

La victoria de Clouthier sin duda es una lección para los partidos sin embargo su victoria no fue llevando a cabo una campaña austera ya que fue todo lo contrario. Se tapizó la ciudad con vehículos con sus calcomanías, con sus playeras, gorras, dípticos y trípticos opacando el presupuesto de los candidatos opositores del PRI y del PAN.

Hubo también candidatos vinculados al estatal Partido Sinaloense, quien lanzó a José Vidal Ramírez Jiménez, Jesús Alfredo Ayala López, Giova Camacho Castro y por último el ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa Víctor Antonio Corrales Burgueño, quien era el alfil del Dirigente del PAS y también diputado local Héctor Melesio Cuén Ojeda. En este caso con recursos mucho más limitados y con un trabajo territorial lograron algunos posicionarse en segundo lugar.

También bajo esa misma línea Jaime Rodríguez Calderón ?El Bronco?, candidato ganador de la elección a gobernador por Nuevo León y actual Gobernador, poco antes de lanzarse como candidato ?independiente? renunció a más de 30 años de militancia donde ocupó varios cargos entre ellos el ser alcalde del municipio de García y Secretario General del PRI en la entidad.

De los pocos candidatos realmente independiente que se lanzó en 2015 fue el joven Pedro Kumamoto quien logró ganar su distrito local y ser diputado local en Jalisco con un presupuesto menor a 30,000 pesos, lo que es un duro golpe a la partidocracia que devora un presupuesto de más de cinco mil millones de pesos anualmente en promedio.

También pudimos presenciar la victoria de Alberto Méndez, quien ganó la presidencia municipal del municipio de Comonfort, Guanajuato y Alfonso Martínez, quien logró ganar Morelia, capital de Michoacán.

Como podemos ver las candidaturas independientes no solo son opción para los ciudadanos que quieren participar en las elecciones, sino que es otro trampolín que los políticos pueden usar de no conseguir la candidatura dentro de su partido.

Si antes un precandidato dentro de su partido perdía la elección interna tenía 2 opciones: O apoyaba al candidato, o saltaba a otro partido político o alianza opositora para competir con su anterior partido político.

Esto no es una novedad ya que ha sucedido en Sinaloa, Sonora, BC, BCS, Guerrero, Michoacán, Puebla, Hidalgo, Durango, entre otros.

Personalmente creo que se deben poner candados para que las candidaturas independientes sean 100% ciudadanas, donde se pida que quien quiera competir bajo esa figura se haya separado de su partido al menos un año antes del inicio de las campañas electorales con el fin de que no se devalúen dichas candidaturas.

Los invito a comentar y participar para enriquecer esta columna. Gracias de antemano.

0
comentarios
Ver comentarios