Columnas

Mintió Héctor de Mauleón (@hdemauleon): sujeto que lo amenazó no es militante de Morena

Héctor de MauleónTwitter

El escritor y periodista Héctor de Mauleón ha sido víctima desde hace varios meses de amenazas de muerte, debido a las excelentes investigaciones que ha realizado sobre narcomenudeo y crimen organizado en la colonia Condesa de la Ciudad de México. De manera anónima y cobarde, sujetos hasta el momento desconocidos lo han amedrentado una y otra vez.

De Mauleón hizo lo correcto en estos casos: acudió a la autoridad competente a levantar una denuncia. La procuraduría capitalina investigó el caso, e identificó varias cuentas de Twitter que de forma recurrente han amenazado al escritor.

Pero en su artículo de hoy en El Universal, Héctor de Mauleón comete varias pifias que por lo menos mueven a duda cuando se pone a señalar presuntos culpables: luego de mencionar a varios de esos tuiteros amenazadores, el escritor concluye diciendo que "las amenazas vinieron de Morena".

Para empezar, extraña que Héctor de Mauleón revele detalles de una investigación en curso realizada por la Policía Cibernética, algo que probablemente no sea ilegal pero que puede entorpecer el curso de la investigación misma. Pero bueno, con algo hay que despertar el suspense en los lectores.

Luego de relatar el modus operandi de los ciber-acosadores, De Mauleón prosigue:

"Pero había una cuenta que parecía acompañarlos a distancia y guardaba siempre una (sic) bajo perfil: @slayden. Algunas veces retuiteaba sus mensajes; algunas otras los comentaba"

O sea, lo que el 99% de los tuiteros hace en esa red social, pero que para De Mauleón resultan hechos constitutivos de delito. Nótese que De Mauleón mismo reconoce que las amenazas no las realizó el sujeto mencionado: las retuiteó o las comentó, pero no las profirió. Pero eso le bastó al escritor para concluir que

"Según la investigación, dicha cuenta resultó ser uno de los ejes torales de las amenazas recibidas por periodistas y activistas"

¿En qué parte de la investigación se concluye eso, señor De Mauleón?

Pero donde De Mauleón realiza un verdadero salto acrobático es cuando afirma que el sujeto que lo amenaza es militante de Morena y, por lo tanto, eso es prueba irrefutable, según él, de que las amenazas "vinieron" de ese partido:

"(La cuenta de Twitter @snayden) Pertenece a José Castrejón Aguilar, militante de Morena desde el 7 de septiembre de 2012, según se lee en la página del partido"

El tal José Castrejón Aguilar es un sujeto que al parecer vive en Puebla y de quien existe abundante información en Internet, desde el premio que obtuvo en el Festival HackCDMX, hasta la app que desarrolló dirigida a ciclistas. También, hay que decirlo, ha sido señalado por las amenazas que ha dirigido a otros periodistas y figuras de los medios, como el caricaturista Paco Calderón.

Pero José Castrejón Aguilar no es militante de Morena.

Héctor de Mauleón lo afirma de manera temeraria y sin ofrecer prueba alguna concluye que las amenazas en su contra provienen de ese partido, difamando de esa manera no al tal Castrejón, sino a todos los que sí somos militantes de Morena y repudiamos esos actos ilegales.

¿En qué "página del partido" aparece el tal Castrejón, señor periodista? Las páginas de Internet oficiales de Morena son: http://morena.si/ y http://www.amlo.org.mx/. En ninguna de esas páginas aparece algo parecido a un listado de militantes ni el nombre del fulano por ningún lado. Pero si de plano quiere que le hagamos la chamba -lo que lo deja muy mal como periodista- no hay más que revisar la página del INE, ya que por ley, desde 2014 todos los partidos políticos deben hacer público su padrón de afiliados o militantes, y Morena no es la excepción. Al revisar el padrón de Morena (disponible AQUÍ) y realizar la búsqueda no encontramos el nombre de esa persona. 

Mintió Héctor de Mauleón (@hdemauleon): sujeto que lo amenazó no es militante de Morena

En Morena repudiamos las amenazas viles de que ha sido objeto el escritor y periodista Héctor de Mauleón. Deben ser investigadas y los responsables deben pagar por sus actos ilícitos. También repudiamos la calumnia, la difamación y el repartir culpas a la ligera, sin investigar y haciendo gala de una ignorancia o mala leche que sólo despiertan sospechas: a algunos les molesta el crecimiento de Morena, y tratan de ensuciar al partido de Andrés Manuel López Obrador como sea, aún a costa de la ética periodística.