Columnas

Catástrofe, histéresis e histeria. Los planes de vacunación y reactivación de AMLO

AMLOCortesía

¿Es ético exigir casi violentamente, como lo grita la oposición a AMLO, que vacunemos a la velocidad de las sociedades con más riqueza del planeta?

Un experto del Financial Times

Casi cualquier especialista del famoso diario de negocios británico tiene una preparación académica —en economía, desde luego— similar a la de los secretarios de Hacienda mexicanos, neoliberales o cuatroteros, cuyos nombres puedo recordar, a saber: Pedro Aspe, Jaime Serra, Guillermo Ortiz, Francisco Gil Díaz, Agustín Carstens, José Antonio Meade, Luis Videgaray, Carlos Urzúa y Arturo Herrera.

Si los economistas del FT lucen tan o inclusive más preparados que los mencionados distinguidos economistas de nuestro país, ni caso tiene compararlos con editores o columnistas de negocios de los diarios de México cuyos currículos y escritos, de plano, no impresionan a nadie, como David Páramo, Maricarmen Cortés, Macario Schettino o Alberto Aguilar.

Tal es la razón por la que leo a la gente del Financial Times: para tratar de entender lo que está pasando en el sistema económico global —en el que México participa y del que nuestro país no se puede escapar—.

Hace un par de días leí un artículo del señor Martin Sandbu, comentarista de economía europea del mencionado periódico, quien realizó sus estudios en Oxford y Harvard. Sin duda es interesante lo que esta persona ha escrito, basado en su experiencia como analista de prensa desde 2009, pero también en lo que aprendió como asesor de distintos gobiernos y ONG y como profesor e investigador en las universidades de Harvard y Columbia y en la escuela de negocios de Wharton.

El 14 de febrero pasado, no sé si inspirado por San Valentín, Martin Sandbu difundió un texto realmente interesante: “El momento de peligro para Europa llegará cuando comience la recuperación”. Es decir, los problemas verdaderamente serios para el Viejo Continente aparecerán cuando empiece a dejar atrás la pandemia.

La histéresis y la histeria

‘histéresis’
Del gr. ὑστέρησις hystérēsis 'retraso', der. de ὕστερος hýsteros 'posterior, siguiente'.
Biol. y Fís. Fenómeno por el que el estado de un material depende de su historia previa y que se manifiesta por el retraso del efecto sobre la causa que lo produce.
Diccionario de la lengua española
“Décadas enteras de mala política, de inmensos desequilibrios económicos, de pésima educación no pueden más que llevar a una comunidad al suicidio o a la histeria”.
Guillermo Fadanelli
‘histeria colectiva’
Comportamiento irracional de un grupo o multitud producto de una excitación.
Diccionario de la lengua española

Sintetizo el artículo de Martin Sandbu en el FT:

√ "Si se buscan, se pueden encontrar motivos de optimismo en las previsiones económicas de la Comisión Europea". 

√ La Unión Europea "recuperará sus pérdidas de producción por pandemia a mediados de 2022, antes de lo que se pensaba".

√ "Pero buscar optimismo sería perder el hallazgo más importante del pronóstico, que es que la producción económica del bloque se mantendrá significativamente por debajo de la tendencia prepandémica".

√ "Bruselas espera que la UE sufra económicamente por la pandemia mucho después de que la amenaza para la salud en sí misma sea (con suerte) rechazada y se levanten los bloqueos".

Pero...

√ "Los líderes políticos no deberían permitir que eso suceda. En cambio, deben apuntar a superar las previsiones con una acción política más agresiva de lo previsto actualmente".

√ "Eso significa, sobre todo, darle a la recuperación el mayor apoyo fiscal posible. Los gobiernos, en general, han hecho un trabajo admirable al apoyar sus economías hasta ahora".

√ "El punto de peligro vendrá a medida que el crecimiento se acelere a partir de mediados de año, cuando los programas de vacunación estarán lo suficientemente completos como para eliminar la mayoría de las restricciones de actividad".

√ "En ese momento, los gobiernos eliminarán gradualmente los paquetes de apoyo a los ingresos que han mantenido a flote las empresas y los hogares".

√ Eso es lo que pondrá "en peligro la recuperación".

Sin duda, los riegos son enormes:

√ "El gran número de empresas en problemas cuyo día del ajuste de cuentas se ha pospuesto por préstamos baratos y procedimientos de quiebra suspendidos. Muy pronto, el exceso de deuda corporativa y una posible ola de quiebras comerciales reducirán la capacidad del sector privado para recuperarse".

√ "Otro riesgo es que el optimismo y la confianza no se materialicen. Los cambios extraordinarios que han trastornado nuestras vidas y medios de subsistencia podrían llevar a las personas a ahorrar más ingresos que antes por precaución".

√ "Luego está la histéresis: la tendencia de la capacidad permanente de la economía a contraerse si no se utiliza plenamente durante demasiado tiempo".

√ "Europa debería aprender de Joe Biden, quien ha decidido que el riesgo de hacer muy poco es mayor que el de hacer demasiado".

√ Con apoyos tan fuertes como los planteados por Biden "el sobrecalentamiento es poco probable".

√ "Sería trágico si el escepticismo en Estados Unidos fortaleciera las dudas sobre un fuerte estímulo fiscal en Europa, que lo necesita al menos en la misma medida".

√ "Los estadounidenses tienen la suerte de ser gobernados por un presidente que ha aprendido la lección de la crisis anterior. Es hora de mostrar a los europeos que esta suerte también puede ser suya".

Por cierto, llama la atención que se parezcan tanto las palabras histeria e histéresis. No significan lo mismo, pero la primera puede nutrir a la segunda y llevarla a ser mucho más dañina.

Paul Krugman

El premio Nobel de Economía que colabora en el New York Times también ha elogiado el plan de estímulo económico de Joe Biden de 1.9 billones de dólares (billones mexicanos; aclaración para quienes piensan en inglés).

Krugman destaca que el plan de Biden tiene más apoyo que el de Obama en la anterior recesión. Por una razón: "La gente no ve el plan de Biden como estímulo, sino como ayuda ante desastres".

Desastre es sinónimo de catástrofe. Lo aclaro porque no pocos análisis sobre la histéresis la relacionan con la teoría de la catástrofe

Y sí, las catástrofes suelen ser positivas por necesarias. Pero encierran grandes peligros.

Economía y catástrofe

En efecto, cualquier análisis sobre la histéresis menciona la teoría de la catástrofe del matemático René Thom.

Para entenderla citaré un artículo de El País de Luis Martín Santos:

√ "La ruptura y el salto son el núcleo secreto de cuanto existe. Esto es lo fundamental de la teoría de la catástrofe, elaborada por René Thom".

√ "Siempre ha habido revoluciones, fracasos, hundimientos de imperios y cataclismos".

√ "El mundo no sólo era complejo —como ahora se dice—, sino algo surcado por mil fisuras que habría que conocer y, a ser posible, catalogar. Había que responder con una seria imaginación catastrófica".

√ La vida "no se presenta como una evolución continua, sino, como un chorro de catástrofes, y catástrofes muy sabias, sí cabe la expresión".

√ En efecto, las catástrofes —como la ruptura con el neoliberalismo en México—, son muy sabias. Pero también muy peligrosas.

AMLO y su ruptura o la catástrofe de un viejo y agotado sistema

México es la décima nación más poblada del mundo, después de China, India, Estados Unidos, Indonesia, Pakistán, Brasil,  Nigeria,  Bangladés y Rusia. 

Nuestro PIB, el 15º a nivel mundial, es inferior al de casi todas las naciones de Europa, tristemente con bastante más población que las mismas (exceptuando la Federación Rusa).

Tenemos 15 veces mas población que Suiza, pero apenas duplicamos su PIB; 14 veces mas población que Israel, pero tres veces su PIB; y sumamos casi tres veces mas población que España, pero con un PIB inferior, y ni hablar, la población mexicana es 1.6 veces la de Alemania pero, pero nuestro un PIB es tres veces menor.

Es decir, necesitamos muchas vacunas que países bastante más ricos. Si las potencias no han logrado éxito en sus campañas de vacunación, ¿es ético exigir casi violentamente, tal como lo grita la oposición a AMLO, que vacunemos a la velocidad de las sociedades con más riqueza del planeta?

Vacunación y reactivación

La verdad de las cosas es que empezó bien —con lo que se puede y con lo que se tiene— la campaña de vacunación en México.

Lo anterior me consta: ayer acudí —como persona de la tercera edad que soy y con apellido que empieza con la letra "a"— al modulo de Cuajimalpa en nuestra ciudad capital. Todo en orden, todo bastante correcto. Mejorará el proceso en los próximos días, sin duda.

Empezó bien la vacunación, pero costará una enorme cantidad de dinero... Y habrá que repetir la campaña en 2022.

Además de eso, ¿exigirle al gobierno de AMLO un plan de estímulo económico como el de Joe Biden en Estados Unidos? No nos alcanza para todo, seamos serios. A los europeos, sí; nosotros nomás no tenemos recursos para semejantes hazañas.

Andrés Manuel ha hecho lo correcto: no apoyar empresas con dinero que debe usarse en tareas más urgentes, como inmunizar a los mexicanos.

Y ello en un contexto de ruptura o catástrofe positiva: la necesaria modificación de las anteriores estructuras económicas y sociales del país.

Tiene riesgos la transformación casi revolucionaria del presidente López Obrador. El principal, que la economía no resista. Pero ya no hay marcha atrás: modificar su proyecto por la crisis sanitaria sería peor que intentar llevarlo hasta sus últimas consecuencias, cueste lo que cueste.

Sobra gente interesada en el fracaso de la 4T. Siempre es así. En pocos años veremos si AMLO se sale con la suya o si México vuelve a un pasado que no fue de ninguna manera justo para la mayoría y que no dio como resultado una economía innovadora y competitiva. Seremos testigos de lo que pase.

Es enorme el riesgo de que la histéresis eche a perder el desarrollo económico de México en la actual situación de crisis. Lo peor es que los peligros que enfrenta la 4T crecen porque se alimentan de la histeria de gente conservadora que no quiere ver el beneficio de intentar un cambio.