Duarte es un ladrón, sí, pero también un chivo expiatorio del sistema. AMLO tiene razón

Duarte
La respuesta en los antiguos judíosInternet

Punto por punto

1.- El ex gobernador de Veracruz merece estar toda la vida en la cárcel. Ojalá lo condenen a la pena máxima existente en México.

2.- Mucho del mérito de la detención de ese pillo es del gobernador panista veracruzano, Miguel Ángel Yunes.

3.- El presidente Enrique Peña Nieto ha probado, con los arrestos de Duarte y de Tomás Yarrington, que está decidido a combatir la corrupción política. Se están dando los primeros pasos en ese sentido.

4.- Andrés Manuel López Obrador se ha enredado de más en el tema Duarte, y esto lo perjudica, pero…

5.- El dirigente de Morena NO defendió a Duarte al llamarlo “chivo expiatorio”.

6.- Independientemente de lo mal que le ha ido por haber usado esa expresión, lo cierto es que AMLO dijo la verdad, si se analizan las cosas con objetividad: Duarte, culpable de toda clase de delitos, sí es un “chivo expiatorio”.

Definición

Hoy varios columnistas usan una definición de Wikipedia para probar que AMLO quiso defender a Javier Duarte.

CIto a Jorge Fernández Menéndez, de Excélsior: "Para López Obrador, el exgobernador es simplemente 'un chivo expiatorio'. Como el candidato presidencial de Morena es un hombre muy creyente, con fuerte talante bíblico, le queda claro que un chivo expiatorio es el animal al que se le cargan las culpas de otros: 'Es la denominación que se le da a una persona o grupo de ellas, dice Wikipedia, a quienes se quiere hacer culpables de algo, sirviendo así de excusa a los fines del inculpador'. Para López Obrador, entonces, Duarte es un inocente al que se carga de culpas ajenas".

Hay mejores definiciones que la citada por Fernández Menéndez. Aquí una de ellas:

“Ser un chivo expiatorio significa, a día de hoy, que un único individuo cargue con las culpas de algo que ha sucedido cuando en realidad la responsabilidad debería recaer sobre un grupo más amplio de personas o colectivo”. Esto lo leí en uno de los blogs de 20minutos.es.

El autor de la definición

Él dice de sí mismo: “Me llamo Alfred López, nací en Barcelona en 1965 y me dedico a lo que más me gusta: bloguear, indagar historias curiosas y divulgarlas. Pasé gran parte de mi infancia preguntando por casi todo y cuando tuve la edad suficiente comencé a buscar las respuestas a mis dudas, que eran muchas e inacabables. Desde enero de 2006 me dedico a explicarlo a través de este blog, dar charlas y realizar diferentes colaboraciones en radio, televisión y otros medios. Soy autor de los libros ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ (2012) y ‘Vuelve el listo que todo lo sabe’ (2015) publicados por Editorial Léeme. He ganado el Premio Bitácoras 2016 al ‘Mejor Blog de Arte y Cultura’.

Día de la Expiación de los antiguos judíos

Alfred López explica con detalle lo que es ser “chivo expiatorio”:

“El origen de esta expresión lo encontramos en un ritual que practicaban los antiguos judíos para celebrar el Día de la Expiación. Consistía en elegir a dos machos cabríos (chivos) y mediante el azar designar a uno de los animales para sacrificarlo a Yahveh con todos los honores, con su sangre se rociaba el Propiciatorio (el arca de la alianza).  En cambio sobre el otro chivo, llamado Azazel, recaía la culpa de todos los pecados, se realizaba una ceremonia en la que el rabino, purificado y vestido de blanco ponía sus manos sobre la cabeza del animal, traspasando así la culpa del pueblo a éste,  para luego llevarlo al desierto en calidad de emisario y ser abandonado allí, según algunas fuentes era además apedreado. De esta forma puede considerarse que el sacrificio elimina, borra y limpia el pecado”.

Duarte en su ladrón, sí, pero su caída no ha purificado al sistema

Que Duarte sea culpable, como lo es, no significa que no sea un chivo expiatorio. Debe ir a la cárcel, de preferencia permanecer ahí toda su vida. Pero, aceptémoslo, no tiene la culpa de todos los pecados de corrupción que se cometen en México.

Andrés Manuel lo único que dijo es que el castigo para Duarte no basta para cambiar para bien al sistema político tan corrupto dominado por el PRI y el PAN.

En ese sentido Duarte es un chivo expiatorio. 

0
comentarios
Ver comentarios