Una opinión sobre lo que escribe Jorge Iván García

El concepto de esperanza puede ser manipulado depende de quién lo utilice y para qué fin

LOS SENTIMIENTOS POR LA DEMOCRACIA.

Quiero por este medio opinar sobre lo que JORGE IVAN GARCIA, expone  en  la columna “Los sentimientos de una generación. La esperanza de México", en esta liga:http://www.sdpnoticias.com/columnas/2012/08/22/los-sentimientos-de-una-generacion-la-esperanza-de-mexico

Es muy cierto que la sociedad tiene la esperanza en la juventud. Pero ¿cual es la esperanza? Toda esperanza está orientada a encontrar en el futuro un bien del que se carece: pero también puede estar orientada a esperar, como en la venganza, la oportunidad de hacer el mal; de igual forma puede estar orientada hacia un fin erróneo o equivocado que perjudique más que los beneficios. ¿Cuál es el bien del que se carece? ¿Será un bien que los perdedores en una contienda electoral protesten y ejerzan violencia para ganar lo que perdieron? ¿Será la esperanza de que quien ganó una elección en un proceso democrático pueda ser afectado en su derecho a dirigir el, el país, el estado o el municipio? ¿Será la esperanza en que grupos de partidarios de los partidos  perdedores en una contienda electoral sustituyan o hagan el trabajo que corresponde a los legisladores, jueces, presidentes, tribunales etc., por medio de la violencia?

 Si todos los partidos pudieran oponerse contra el ganador, en la forma que lo están haciendo ahora ¿Existiría la posibilidad de un gobierno estable? ¿Acaso los partidarios del que fuese afectado no harían lo mismo y así sucesivamente? Si ganaran de esa manera una sola vez, jamás se parara el daño y permaneceremos en lucha tras lucha.

Los que no piensen como ustedes y también son jóvenes, tienen la esperanza de una sociedad en la que puedan vivir en paz. La paz que genera la democracia cuando el pueblo adquiere una conciencia de la democratica. Esos jóvenes que no piensan como ustedes, tienen la esperanza en que exista el respeto a la autoridad y a las instituciones y más que todo a la sociedad en general. Esos jóvenes que no piensan como ustedes, tienen la esperanza en que las autoridades actúen como autoridades y no sean coaccionadas con gritos o violencia para que hagan lo que interesa a quienes gritan o hacen violencia. Así como ustedes las ONG, quieren imponerse sobre la autoridad legalmente constituida, por ello piden reformas que les permitan, conforme a la ley, imponerse a la autoridad.

Ustedes se quieren arrogar la imagen de una generación de la que solo son una parte, son parte de generación movida por grupos de personas que en tiempos pasados también fueron partes de generaciones violentas, que fueron utilizados par buscar espacios políticos, par sistemas de gobierno extranjeros, como los del PC. También se dicen mayoría de la juventud, cuando no son ni siquiera el uno por ciento. Ustedes no son una generación que haya expuesto sus sentimientos, son un grupo que expone lo que quiere pero jamás serán los portavoces de los sentimientos de una generación. Eso es hipocresía porque presumen lo que no son, porque quieren así engañar a la sociedad. Es tiempo de reflexionar y exponer la realidad.

Su principal ataque contra las empresas televisoras, consiste en que estiman que no son democráticas. En lo personal, y con todo el respeto que merecen, para mi es francamente risible, digamos ridículo, que las empresas de comunicación deban de tener el nivel de la democracia que corresponde a la Nación. Señores, las empresas de comunicación son privadas y si la privacidad no es respetada ¿Qué esperaremos para nuestro futuro con ustedes? Para ser democráticas las empresas de comunicación, que refieren, deberían ser designados sus administradores por un proceso electoral, los administradores deberían de ser propuestos por los partidos políticos  y ellos hacer las campañas políticas para ocupar esos puestos. ¿Acaso esto nos ridículo? Yo lo veo así, repito con todo respeto. En ninguna parte del mundo una empresa de comunicaciones esta democratizada, porque son entes o personas morales de carácter privado.  Podrán tener su democracia interna, pero no para ser influidos por los que no forman parte de la institución, en un proceso democrático. Señores entiendan que están equivocados.

Dicen repudiar a una clase política corrupta, pues bien, hemos de entender que la corrupción, tiene como antónimo la pureza. De manera que lo que es puro no puede ser corrupto y lo corrupto no puede ser puro. Pero ¿Quién determina las condiciones de pureza de una contienda electoral? Pues si es la pureza la que recibe la contaminación, de seguro lo preponderante es determinar las condiciones de pureza. En política, ¿Podrán ser las condiciones de pureza las que convengan a un partido político para demeritar al que ganó la elección? Yo creo que no. Cualquiera puede opinar y calificar de corrupto a otro, pero primero debe de mostrar el nivel de pureza que se requiere para poder calificarlo.

Pareciera que para mostrar la corrupción se refieren a las manifestaciones contra las televisoras, pues bien eso es solo un acto partidista de quienes, buscaron ese medio como recurso para demeritar la elección; es un acto de ustedes  no una causa que indique corrupción. Están presentando como causa lo que es efecto de una causa anterior, que  como ya dije ustedes lo hicieron. Jóvenes no lo hace una generación, porque millones de jóvenes forman parte de la generación de la juventud en México y millones votaron por nuestro partido y millones no se pronunciaron contra la televisora ni contra el pri.

Hablas de un castigo de la juventud en las pasadas elecciones y te refieres especialmente al pri. Por si no sabías, millones de jóvenes votaron por el pri, y si votaron por el pri no puede ser el castigo de la juventud a dicho partido.

Los simulacros de elecciones, en lo que dicen participaron “varias” universidades, carecen de valor, es decir no son indicadores de que la juventud haya castigado al pri. Digo que no son indicadores, primero porque esos simulacros fueron organizados por partidarios de un partido político opuesto al pri. Segundo nada dices de la cantidad de los participantes en ese ejercicio, ni la cantidad de universitarios que tenían dichas universidades. Pero baste para que deje de ser un indicador importante, el hecho de que haya sido gestionado y organizado por el partido de AMLO. Pregunto ¿Acaso fue democrática la votación, si no se convocó a todas las universidades del país? Cualquiera entiende que si fue en las universidades del D.F. en donde tiene predominancia el PRD y tiene la influencia de AMLO, de seguro que la votación pudo ser la que dices; pero no es un indicador nacional. La generación de la juventud se forma por toda la juventud de la nación y no de solo ustedes.

Jóvenes, la generación que vive nuestro país, tiene que conocer los principios de la democracia, en donde  se entienda el respeto a quienes ganaron en la contienda electoral, en donde se entienda que los elegidos no pueden, en el rol que les toca como autoridades, ser iguales a quienes participaron en la elección, en donde los que perdieron respeten de quienes ganaron las propuestas y el trabajo gubernamental que esté encaminado a los fines del estado. En general una democracia que como dice Montesquieu no sea corrompida por las desigualdades o por el exceso de igualdad de quienes eligieron. Porque tanto se corrompe la democracia por la desigualdad como por el exceso de igualdad. En este último caso lo vemos con las organizaciones no gubernamentales, que pretendan imponerse sobre los órganos de gobierno para hacer prevalecer interés de élites.

La lucha que se ve en ustedes es de causa, y esa causa es la de buscar la unificación de su partido, y desde luego imponerse sobre quienes ganaron la elección, e imponerse sobre las autoridades que determinarán la validez de la elección. ¿Soportarían en una elección los sentimientos genuinos de justicia de toda la generación de jóvenes de México? Yo creo que no. Su responsabilidad es el reconocer la democracia como el medio por el cual se sostiene una nación en paz.

0
comentarios
Ver comentarios