El modelo centinela y las ganas de hacerla de tos

26 mil 519 casos coronavirus estimaciones secretaria de salud
Con base en el modelo centinelaEspecial

Ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell explicó con peras y manzanas como la Secretaría de Salud hace la estimación probable de contagiados

Los números oficiales de casos de #COVID19mx solo son para marcar una tendencia epidemiológica; claro que en número hay más casos… no hay que discutir lo innecesario. Quédense en casa.

Adrián Camacho – Jefe de Epidemiologia del Hospital Universitario de la UANL

Empecemos con algo que es cierto en cualquier país del mundo, sin duda, nadie sabe cuál es el número exacto de contagiados en cada país. Nadie, ni el Papa, ni el Dalai Lama, ni el hombre más inteligente del mundo, nadie. No hay un solo país que le haya hecho exámenes a todos sus habitantes para determinar el número exacto de contagiados, ninguno.

Después de dar por sentado esta variable lo que sigue es poder aproximarse a la cantidad real de contagiados que puede haber basados en métodos estadísticos. En enfermedades respiratorias como la influenza, se usa el modelo centinela que sirve para hacer inferencias estadísticas sobre el número de contagiados. Estas inferencias están basadas en el estudio del comportamiento de las enfermedades respiratorias en el mundo. Con este modelo de inferencia estadística se puede dar un número bastante certero de la cantidad de infectados que debe de haber en el país y como pudiera ser la dispersión del virus en la población.

Podrán surgir las preguntas: ¿Oye y por qué no se les hacen pruebas a todos? La respuesta es fácil, no hay pruebas suficientes en todo el mundo para hacerle la prueba a todos los mexicanos. Segundo, seguramente no toda la población iría a hacerse el examen, contagiado o no contagiado. Tercero, habría poblaciones a las que no se llegaría por su lejanía, complejidad y demás. Además, de esto, para tener un dato real se le tendría que hacer la prueba a toda la población al mismo tiempo, imposible. Por eso se usan las inferencias estadísticas.

Y esto de las inferencias estadísticas pasa en casi todo lo que consumimos. ¿Usted cree que prueban todas las partes mecánicas de su automóvil? ¿Cree que en los productos que consume se prueban todos? Puede ser que sea posible, pero lo haría carísimo e inviable para todos. Para determinar el número de posibles defectuosos se hace un muestreo estadístico basado en elegir al azar un número de elementos que hacen que el modelo sea matemáticamente certero. Es lo mismo que están haciendo con la vigilancia centinela.

La sorpresa que le causa a muchos lo del número calculado a través de inferencias estadísticas hace que nos demos cuenta de que no ponemos atención a información específica.

Muchos de los que han hablado de números de la epidemia y han dicho que lo que se oculta el número real de infectados. José Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, comentó el 12 de marzo en conferencia de prensa que se iba a pasar al modelo centinela para detectar posibles casos en una región y las medidas que se implementarán. Esto fue cuando solo había 15 casos confirmados y 82 casos sospechosos en el país. En la misma conferencia comentó que ya habían anunciado el uso de este modelo dos semanas atrás. Para construir un modelo como el centinela se necesitan datos y tiempo para desarrollar algo que sea más certero.

Ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell explicó con peras y manzanas como la Secretaría de Salud hace la estimación probable de contagiados. La clase de estadística magistral que dio el Dr. López-Gatell la puede encontrar en YouTube.

En una entrevista que el Dr. López-Gatell tuvo con el corresponsal de The Economist, Richard Ensor, explicó por qué no se había sacado un número estimado de contagiados. El 23 de marzo, cuando se decretó la que se entraba a la fase dos del contagio, se tuvieron los datos suficientes para poder hacer que los datos del modelo fueran más certeros. Cuando se presentan estimaciones estadísticas hay que tener precaución pues un mal cálculo puede hacer que se queden cortos o que se dé un número inflado. Con la sensibilidad que se tiene en este tema, sería irresponsable dar un número que no tiene un sustento matemático fundamentado.

Después de oír el número de posibles contagiados basados en el modelo centinela, muchos periodistas rasgaron sus vestiduras. Por qué no nos habían dicho dicen muchos, el gobierno oculta los números verdaderos, dicen otros. Los adversarios políticos del actual gobierno dicen, nos ocultaron la realidad. Y todos ellos con ganas de “hacerla de tos”, “cantar el tiro”, “hacerla de bronca” sin escuchar porque no se había dado una estadística. No se puede dar un número “educado” si no se tiene la certeza y eso pasa en todo el mundo de las estadísticas que tienen un real sustento matemático.

He visto tuits y notas donde se publica que México con el número estadístico estimado de 26 mil 519 casos de Covid 19 entra en el top 10 de contagiados en el mundo, eso es falso. No son números comparables. Habría que multiplicar el número de contagios confirmados por el factor del modelo centinela calculado para cada país y de ahí se podrían hacer comparativos reales. Tal vez en Alemania el factor de modelo centinela no es 8 porque tienen más personas con pruebas, pero, aunque fuera 0.5, sigue teniendo casi 3 veces más casos que México con la población menor.

¿Qué tan importante es el número estadístico? El número solo marca una tendencia epidemiológica, puede ayudar al sector salud a prepararse de alguna manera, pero saber el número de infectados no hace que haya menos o más.

Quiero creer que todos sabíamos que los números de casos reportados de Covid-19 solo son eso, los que se han reportado. Quiero creer que todos sabíamos que el número de contagiados era mayor porque no hay las suficientes pruebas para comprobarlo. Teniendo eso en cuenta, ¿usted cree que decir que hay 3,200 contagios confirmados o que puede haber más de 26 mil contagiados hubiera evitado que la gente de Jalisco se fuera a las playas en lugar de quedarse en casa? ¿O que la gente de Ciudad de México no se hubiera ido a Cuernavaca, Acapulco o Valle de Bravo? Seguramente les hubiera dado igual.

Hace rato leí un comentario donde decían que con esta crisis ojalá los sociólogos y politólogos entendieran más de estadística y los estadísticos entendieran más de sociología, creo que la divulgación de cómo se llegó a los números de modelo centinela y lo irresponsable que hubiera sido dar un número sin tener el sustento matemático hace que el marcador vaya 1 a 0 a favor de los que hacen estadística.

En una nota de María Fernanda Navarro en Forbes México se habla que científicos dan mejores pronósticos del aplanamiento de la curva de contagio en México que otros países como España e Italia. Los integrantes del colectivo Científicos Mexicanos en el extranjero y el Laboratorio ConCiencia Social midieron la efectividad de las medidas de control sanitario de diversos países y cómo afectaban su tasa de contagio. Las medidas de contención comenzaron mucho antes de que se llegaran a 100 personas contagiadas por lo que se espera que manteniendo las medidas de distanciamiento social la tasa de contagio sea menor a 0.303 siendo que España en su fase crítica fue de 0.42. Revise los hilos de Científicos Mexicanos en el Extranjero @PosgradoConacyt tienen información muy interesante con base matemática.

Como dice el Dr. Adrián Camacho, sabemos que hay más números de infectados que los reportados, no discutamos lo innecesario. Concentrémonos en buscar las maneras de disminuir el número de contagios y quedémonos en casa.

0
comentarios
Ver comentarios