Columnas

¡Hágase la luz; se prendió el foco y vimos a los ladrones!

Industria eléctricaMargarito Pérez/Cuartoscuro

CFE, fue secuestrada, ahora mismo sigue amordazada, atada de pies y manos por los intereses privados.

Ley de la Industria Eléctrica

Se habla mucho en estos días sobre cuál es el objetivo de la llamada reforma a la Ley de la Industria Eléctrica; entre otras cosas con ella se pretende quitar los aberrantes y escandalosos subsidios, pagados con dinero del erario, al mismo tiempo subsanar esas lagunas legales muy a modo, cuya finalidad a todas luces era quedarse como amos y señores de la energía eléctrica de México.

Vamos a la historia y al caso en particular de energía "limpia y barata", la empresa IBERDROLA en Oaxaca vende energía la energía que produce a la Comisión Federal de Electricidad en 2.73 pesos por kw/h. La CFE suma el costo de 1.28 kw/h, pesos por la transmisión y distribución, con ello el costo total de la energía puesta en un hogar oaxaqueño será 4.01 pesos por kw/h. Hasta aquí en apariencia todo iría bien, sin embargo viene la realidad…

En días pasados al escuchar y analizar el informe del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, poco a poco uno se va percatando, que la paraestatal que alumbra al país entero, no solamente fue secuestrada, ahora mismo sigue amordazada, atada de pies y manos por los intereses privados, en complicidad brutal con los anteriores gobiernos, esos que pretenden regresar a tomar los últimos bocados.

Tú, como mexicano hasta las cachas… ¿Sabías que? En promedio una central hidroeléctrica opera 1,838 horas en un año… ¿Qué tanto sabes de la energía eléctrica mexicana y las famosas energías limpias?

A decir de quienes manejan ahora la CFE:

“El monto total de los subsidios por las pérdidas que empresas privadas generan a Comisión Federal de Electricidad y los servicios que no pagan, por los contratos con tarifas que suben cada año, por el riesgo cambiario asumido por CFE, es de 471,200 MDP (Cuatrocientos setenta y un mil, doscientos millones de pesos).

No sólo estamos hablando del” foxismo”,” calderonismo”, y del “peñismo” que durante 18 largos años fueron entregando prácticamente el país a manos extranjeras, no contentos con poner en bandejas de plata y asegurar lugares estratégicos en la empresas compradoras… Además los “nuevos dueños” —ladrones de cuello blanco— cobran centenas de miles de millones de pesos anualmente a nuestra nación — todo “legal”, vía subsidios y contratos leoninos— para poder consumir lo que por ley nos pertenece.

Los autoabastos simulados no nos venden la energía más barata porque sus costos de generación sean menores, sino por los ALTOS SUBSIDIOS que reciben de CFE. Una aberrante simulación donde aparentan dar y con la otra mano sacan jugosa ventaja. Y hablando de jugosa$ ventaja$ Muchos ceros más suman con los dichosos Certificados de Energías Limpias; que no son otra cosa que los títulos cuyo valor crece en el mercado. La Comisión Federal de Electricidad fue obligada a comprar energía cara a las empresas privadas en subastas y además pagar el precio que ellos definan. La CFE deja de percibir 49,606 mdp por costos de transmisión. Eso no es energía barata, es competencia desleal.

También los Gobiernos anteriores establecieron un particular sistema, donde las familias de clase media y popular pagan mucho más por su electricidad que las grandes empresas. La verdad que el Presidente les arrojó a la cara, evidenciando las tarifas de los oxxos, es solo la punta del iceberg. La mayoría de proyectos privados que suplantaron a la CFE recibieron recursos de la banca de desarrollo, y no invirtieron capital propio.

“Actualmente en México gastamos más de 470 mil mdp en subsidios de luz para grandes corporaciones. Nuestra CFE produce 55% de la energía limpia del país, pero no se le permite emitir Certificados de Energía Limpia, SIC; perdiendo con ello 6,159 millones de pesos.” @ManuelBartlett

Con la nueva Ley de la Industria Eléctrica mexicana, el Gobierno actual pretende erradicar estas malas prácticas, buscando a su vez garantizar la libre competencia y beneficiar principalmente a las familias mexicanas.

Como hemos sido mudos testigos, la CFE se ha visto sometida a continuos despojos, no sólo el robo hormiga de los diablitos, aquí hablamos de la delincuencia dorada, las élites beneficiarias y corruptas que la hacen flaquear a diario. La peor parte de todo el embrollo es que cuando la nación acude a la ley, vemos a jueces fallando en favor de los delincuentes.

La verdad es una: Grandes corporativos pagan menos por la luz que un hogar o una tienda de abarrotes. Por el mismo consumo de un OXXO, una tienda de abarrotes pagaría más de 40 mil pesos. ¿Cómo competir con ello? Este es el resultado del régimen de autoabasto simulado.

Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación finalmente avala los amparos concedidos a las empresas secuestradoras de nuestra energía eléctrica, ya sabremos de qué lado están los jueces. Las empresas particulares, sobre todo extranjeras, lograron contratos jugosísimos: hicieron negocios a costa de los mexicanos, por ello a cada tanto veíamos como se incrementaron los precios de la luz.

“Que se pague lo justo” a CFE, pidió el Presidente Andrés Manuel López Obrador a las empresas privadas generadoras de energía, luego de exponer los subsidios que se les otorgan, también llamó al diálogo para resolver la situación que impera actualmente en nuestro país.

Para cerrar la columna, la CFE presenta proyectos prioritarios de generación eléctrica, con ello someterá a concurso la construcción de 6 centrales de ciclo combinado; todas estarán ubicadas en regiones estratégicas de nuestro país, pensar a futuro será la forma de prever situaciones problemáticas como la que estamos afrontando actualmente.