1 de diciembre de 2021 | 15:39
Opinión de Eduardo Solórzano

    México y Colombia, los países más violentos de América

    En el 2009 ocupábamos el lugar 98 y en el 2008 estábamos situados en el lugar 88 con una sociedad más pacífica que Perú, El Salvador, Brasil, Estados Unidos, Ecuador, Guatemala, Venezuela y por supuesto Colombia.
    Compartir en

    Según la organización ?Visión of Humanity? que se dedica a calificar a los países por sus niveles de ?paz? entre sus pobladores y por ende la violencia que entre ellos impera, en su Índice de paz global 2014 pone a México en el lugar número 138 de entre 162 países calificados y a Colombia en el lugar 150. Solo como referencia, en esta lista el país con la mayor paz se encuentra Islandia y el más conflictivo o con la mayor violencia en el mundo se ha puesto a Siria.

    ¿Dónde cree que vive usted? ¿Cree usted que vivimos en un país pacífico?  O quizá los altos índices de violencia en México durante los últimos 10 años al menos nos han creado una condición de aceptación y naturalización de la violencia como sociedad e individuos y claro, eso ha sido gradual y prácticamente imperceptible, pero está ahí, todos los días en los noticiarios, en los periódicos, en las escuelas, los hogares y prácticamente en todos lados.

    La violencia va en aumento.

    Según este índice, México en el 2013 se encontraba en el lugar número 135, en el 2012 estábamos en el lugar 134, en el 2011 éramos el numero 118 de esta clasificación por debajo de Honduras, Venezuela y Colombia también de América, pero en el 2010 éramos el país número 100 de esta lista, con mayor paz entre los países de América que Estados Unidos, Guatemala, Venezuela, Honduras y Colombia obviamente. En el 2009 ocupábamos el lugar 98 y en el 2008 estábamos situados en el lugar 88 con una sociedad más pacífica que Perú, El Salvador, Brasil, Estados Unidos, Ecuador, Guatemala, Venezuela y por supuesto Colombia.

    Los factores de la violencia en México.

    Los factores son varios, comienzan en el hogar y se van cultivando y asociando con lo que se vive fuera del mismo pero existe en México una lucha por el prestigio económico descarada y abierta en nuestro país, se tiene muy desvirtuado el proceso del éxito económico porque quienes lo logran comúnmente lo llevan a cabo con métodos anti éticos y por posiciones estratégicas políticas que dañan a la sociedad. Los narcotraficantes en gran parte del país, son vistos como héroes y hasta luchadores sociales cuando ayudan a pavimentar o construir escuelas, hospitales o iglesias, y matar al rival con un alto grado de violencia y salvajismo es visto como un gaje del oficio, esto ha permeado a nuestra sociedad y a nuestros hogares en todos los niveles, observamos cómo políticos se enriquecen y ellos y sus familias, presumen sus lujos en las redes sociales al igual que los juniors del narcotráfico.

    En muchas ocasiones estos 2 rubros están coludidos para someter, explotar y controlar a las comunidades como al parecer es el caso de Rodrigo Vallejo, el hijo del ex gobernador de Michoacán de cuyas acciones y vínculos con ?La Tuta? su padre ?ni se imaginaba?.

    El bullying es una consecuencia.

    Una sociedad violenta inicia desde muy temprano y ese es el caso de México, padres frustrados por una sociedad que los margina, por la falta de oportunidades, por el alza a los impuestos y un deterioro económico en sus bolsillos y con políticos que en sus narices les mienten y manipulan para hacerse del poder con el objetivo de generar riquezas inmediata con los recursos de todos generamos, tiene como repercusión un descontento social y personal que violenta a los individuos, es muy común ir en la calle, en el camión, en el metro y escuchar a las personas hablar mal de los políticos, ?están para robar?, ?solo están por el dinero?, ?a ellos nadie los toca?, ?sólo nos dicen mentiras? etc.  Esto se vuelve un resentimiento y se vuelca en violencia verbal o física hacia los hijos que por hacer alguna travesura o por el simple hecho de sacar esa frustración, son agredidos por sus padres ?sin razón aparente?, esto repercute y se convierte en violencia hacia sus ?iguales? como los compañeros de escuela, sumado a esa naturalización de la violencia que está en todos los medios de comunicación y se convierte en el famoso bullying.

    ¿A dónde se puede llegar?

    Cuando estudiaba la universidad un profesor muy querido, con un currículo muy amplio como diplomático, escritor y docente en Europa de nombre Julio César Schara me decía: ?En México hay un conflicto armado aproximadamente cada 100 años, es parte de nuestra naturaleza como mexicanos, se dan estallidos sociales porque la gente está en desacuerdo con los gobernantes y a ti seguramente, te va a tocar vivirlo?.

    Hoy, veo todos los signos de descomposición social, violencia domestica, bullying o violencia escolar, asesinatos, extorsiones, secuestros, corrupción y exhibición de lujos y prepotencia, auto-defensas, culto por lo económico fácil y mal habido y una serie de factores aunados a la violencia entre los mexicanos.

    Se ha puesto a pensar qué, si la violencia sigue aumentando y en los 3 o 4 años que vienen, suben los precios de la luz, el gas domestico, la gasolina y el poder adquisitivo de los mexicanos se deteriora aún más y usar la televisión, el refrigerador, la computadora, bañarse o cocinar y poder usar nuestro automóvil resulta casi imposible porque el gobierno nos volvió a engañar con su ?Histórica Reforma Energética? y nos sentimos mucho más frustrados e impotentes, con hijos violentados y muchos más violentos que ahora y con menos posibilidades de desarrollo?

    ¿Cómo podremos detener la violencia entre los mexicanos?

    Sígame en Twitter: @edwardsol