Columnas

Claroscuro. Dignificante trabajo

Industria Mexicana de Coca-Cola

LO CLARO. Y a pesar de que lo seres humanos entramos en la categoría de ‘peligro de extinción’ (es ironía) tal renglón es aplicable a muchas de las especies animales que contribuyen de una manera u otra al equilibrio de la vida del hombre.

Por eso reconocemos la atingencia con que la academia promueve y encabeza la lucha por la preservación de las especies.

En este sentido, la Universidad Autónoma de Tamaulipas realiza sendas investigaciones y cuidado del hábitat de al menos 205 especies de aves que le son endémicas a Tamaulipas.

Como el emblemático Loro Cabeza Amarilla, el pato real mexicano, el águila elegante, la guacamaya verde, el águila blanquinegra entre otras.

La conservación de su vida es responsabilidad de todos y garantizan a su vez, la armonía en la vida del hombre. Sustentabilidad.

LO OSCURO. Y es precisamente sobre la sustentabilidad, que abordamos un tema más que importante.

Facundo Cabral conoció al presidente argentino Juan Domingo Perón, cuando el cantante tenía nueve años de edad.

Lo buscó y lo abordó en una gira el pequeño Facundo. Logrando sortear las murallas de hombres de seguridad que protegían al presidente en la Ciudad de La Plata.

Se aproximó al mandatario diciéndole “quiero un trabajo, presidente”. Aquél, entre sorprendido y jocoso por el atrevimiento del pequeño, daba órdenes a sus guardias que le dejasen acercar y atinaba a decir “Todo mundo se acerca a mí, todo argentino busca pedirme algo. Ninguno me pide trabajo…”

La historia de la argentina populista de 1946 no es nada distinta de cualquier otro país.

Sin embargo, la malvada pandemia mundial ha dispuesto que las economías como la de México, se vean afectadas en las propias finanzas gubernamentales, con las que se podía atender a quienes piden. Y no es trabajo.

El Banco de México estima una inminente contracción a la economía cercana a los dos dígitos. Un panorama que traerá más desempleo y desesperanza.

A pesar de los buenos deseos del presidente de la nación en el sentido de dar por terminado el bache de desempleo y la creación de dos millones de nuevas plazas laborales, el mismo INEGI comparte las cifras que ostensiblemente señalan 12.5 millones de puestos perdidos en abril de este año. Entre formales e informales.

El IMSS tímidamente arroja 1 millón 30 mil empleos perdidos en los últimos tres meses.

Seguirá siendo la inventiva de los propios mexicanos, la mejor manera de enfrentar los embates económicos de esta recesión por salud.

Empresas como la Coca-Cola y sus principales distribuidoras, a pesar de la crisis, manifiestan un crecimiento porcentual en el primer trimestre del año que supera el 6% respecto a su ejercicio anterior.

Lo que indica que contrariamente de ser un ‘alimento’ que ataca al cuerpo humano por la sobredosis de azúcar, propiciador de enfermedades metabólicas y un largo etcétera, en estos momentos es una empresa refrescante para el tema de salud laboral –en términos de plazas ocupadas-. Que tanta falta hace.

Una propuesta emergente y quizá con un mal sentido de humor negro, sería pedirle al presidente –como lo hizo Cabral- que nos consiguiera a los mexicanos la edificación del muro de Trump.

25 mil millones de dólares, 10 años de trabajo y al menos diez mil obreros ‘chambeando’. Y con recursos aprobados por el Congreso de aquél país.

COLOFÓN: Perón mandó a Facundo de regreso a casa en avión y con trabajo. Pero para Sara, su madre. Acá los mexicanos pediríamos que nos rellenen la tarjeta de apoyos…

[email protected]

@deandaalejandro