Te “catafixio” el avioncito por 750 millones de dólares

El gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa está a punto de concluir, seis largos años, muy largos, agónicos, sangrientos, aciagos; lleno de avances, crecimiento, bienestar… de eso, muy poco. Es el sexenio del empleo. Al menos las fuerzas del des orden tienen mucho trabajo. Pero tampoco quiero enlistar las fallas del actual sexenio, quiero tratar un asunto en especial: la compra del nuevo avión presidencial y su excesivo y grosero precio: 750 millones de dolares. Tal vez, y si les pasa igual que a mí, al no saber sobre aviones y su precio, les resultará normal; pero no es normal. Veamos algunos ejemplos.

757 millones de dólares representa un precio muy alto en comparación con un Boeing 737 nuevo, que cuesta 90 millones de dólares, pero se puede conseguir, si eres buen regateador, hasta en 45 millones; o un Boeing 777-300ER, tiene un precio de lista de 298 millones, pero se puede cotizar en alrededor de 150 millones según expertos. El famoso Air Force One del gobierno de Estados Unidos, está valuado en 350 millones de dólares, menos de la mitad de lo que costará el nuestro. O sea, mis estimados lectores, con lo que el gobierno pretende gastar en uno solo, se podrían comprar tres aeronaves nuevas para “dominguear” a gusto.

Los 750 millones de dólares equivalen a 9 mil 840 millones de pesos, y esto a su vez se podría “catafixiar” (cambiar) por:

Existe otra aeronave que se podría parangonar con el de nuestro presidente y futuro presidente, pero su dueño es un príncipe saudita y lo pagó con su propio dinero, no con el de los ciudadanos.

Al principio, cuando supe sobre este hermoso gasto, benévolamente pensé que tal vez los otros aviones  ya estaban viejos y necesitaban ser “jubilados”; tal vez sí, uno data de 1987 y el otro de 1989. Pero en su proyecto de inversión presentado por la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público  (SHCP), no lo especifica. Entonces, ¿cuál es el motivo por el que quieren comprar otra aeronave, a pesar de que el presidente únicamente viaja, más o menos, cada dos meses y medio? Dicen, que por seguridad del mandatario, y que porque el nuevo avioncito puede hacer viajes hasta Europa sin escala, al contrario de sus antecesores. ¡Órale!, no les gusta demorarse cuando viajan.

Aquí el meollo del asunto, es que nuestro país, que goza de una economía envidiable, puede darse esos “lujitos” y muchos más, pues no le hace falta nada en absoluto. Mientras, todos los mortales, tú y yo, tenemos el hermoso transporte público conducido por los bellos y amables conductores, las preciosas calles semi-vacías, los taxis siempre seguros para transportarnos todos los días a nuestros destinos.

No hay que molestarnos… es poquito dinero.

Síganme en twitter @Chrisvan_LopRos

0
comentarios
Ver comentarios