21 de enero de 2022 | 02:15
Sorprendente

Dormir en ataúd, una terapia para “rejuvenecer”

Dormir en ataúd es una terapia para “rejuvenecer” que se ha vuelto muy popular en Rusia
Dormir dentro de un ataúd como terapia para "rejuvenecer"
Compartir en

Dormir en un ataúd, una terapia para “rejuvenecer”, ha cobrado relevancia en Rusia en los últimos años.

Sergey Rybchenkov es el director de la terapia con ataúdes que atrae clientes de todo el mundo, bajo la promesa de “reconectarte con tu presente”.

De acuerdo con la oferta popular en redes sociales, dormir dentro de un ataúd te sumerge en una atmósfera funeraria relajante.

Si bien suena tentador para algunos -los menos- esta terapia en el ataúd ha dividido opiniones en redes sociales por “atrevida”.

Dormir dentro de un ataúd ayuda a rejuvenecer, aseguran

Una nueva terapia ha cobrado relevancia en Rusia, pues utiliza un ataúd como método que ayuda a rejuvenecer.

El director de esta terapia con ataúdes es Sergey Rybchenkov, de 47 años, quien asegura ser “prueba viviente” de que su invento funciona.

A decir del hombre, dormir dentro de un ataúd ayuda a las personas a experimentar un ambiente funerario de total relajación.

Y, en consecuencia, dormir en un ataúd fomentaría un buen estado de salud “físico y mental”.

Esta inusual terapia para rejuvenecer consiste en dormir dentro de un ataúd por un par de horas, hasta que el cliente se olvide de los problemas y “reconecte con el presente”.

Durante las sesiones, que son alrededor de 6, la persona deberá procurar cumplir con los requisitos de vestimenta y aislamiento dentro del ataúd.

Los hombres, por ejemplo, usarán prendas en color negro. Las mujeres, en tanto, portarán colores blancos o claros en el ataúd.

Ambos serán cubiertos con una manta blanca sobre el cuerpo; de pies a cabeza. Mientras tanto, el encargado de realizar la terapia enciende velas alrededor del ataúd.

“Esto sumerge al cliente en una atmósfera funeraria y le permite evadirse del mundo exterior y sus problemas”

Sergey Rybchenkov

Además, a elección de cada cliente, la tapa del ataúd podrá cerrarse durante la terapia para tener una experiencia funeraria “completa”.

Cabe resaltar que, hasta el momento, dormir dentro de un ataúd como terapia para “rejuvenecer” no cuenta con validez científica.

Por tanto, usuarios en redes han criticado esta iniciativa por difundir información falsa y “vender mentiras” a quienes buscan un nuevo comienzo.