viernes 24 de mayo de 2019 | 09:21
Sorprendente

Ladrones de celulares reciben sentencia de leer a Paulo Coelho

Yaz Navarro mar 14 may 2019 12:02
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.
Foto propiedad de: Tomada de Pixabay.

La jueza espera que con leer un libro de Paulo Coelho los acusados puedan ser reintegrados a la sociedad.

Una jueza condenó a dos jóvenes ladrones, de 20 y 21 años respectivamente, a realizar la lectura de El alquimista de Paulo Coelho, así como Padre rico, padre pobre, de Robert Kiyosaki, con la esperanza de que esto ayude en su rehabilitación y su reintegración a la sociedad.

Katy Rocío Jurado, miembro del poder judicial de su país, explicó que la pena impuesta a Jhonatan Michael T. Q. y Michael Jordan R. L. forma parte de una serie de acciones que buscan el acomodamiento de los jóvenes a un ambiente social en un proceso contemplado durante por lo menos cuatro años. 

Puedes leer: Criminal reconoce en la jueza a su amiga de la infancia (VIDEO)

Tampoco pueden salir a bares 

También deberán acudir mensualmente a firmar ante las autoridades locales el compromiso de no visitar lugares de dudosa reputación (o sea, bares), además de retomar sus estudios y presentar semestralmente ante el juzgado de investigación local los apuntes tomados en clase.

Y eso no es todo, la sentencia incluye un pago de 4 mil soles (23 mil 28 pesos mexicanos) peruanos por concepto de reparación civil pero en caso de que no cumplan con sus promesas, tendrán que pasar tres años en prisión

Te recomendamos: Sufre robo, lo condenan a 2 años de prisión y a indemnizar a sus asaltantes

Y todo por un teléfono celular

El pasado 29 de octubre del 2018, Jhonatan Michael y Michael Jordan fueron señalados de haber asaltado al peruano Jorge Luis Revatta en el parque Santa Rosa, a pocos pasos del edificio administrativo de la Universidad Nacional de Huancavelica,  y haberle arrebatado su teléfono celular mientras este esperaba a su novia. 

El expediente 842-2018-81-1101-JR-PE-04, según Clarín, consta que la Corte Superior de Justicia de Huancavelica los encontró culpables de hurto agravado.