martes 19 de marzo de 2019 | 12:49
Sorprendente

Se lanzó de un tobogán y murió decapitado; hoy retiran cargos contra dueños del parque

Redacción SDPnoticias.com mié 13 mar 2019 12:26
Caleb Schwab tenía 10 años cuando murió.
Caleb Schwab tenía 10 años cuando murió.
Foto propiedad de: Tomada de YouTube.

El juez aclaró que "el hecho de que sea una tragedia no significa que sea un delito".

Caleb Schwab tenía sólo 10 años cuando murió decapitado tras lanzarse desde el tobogán más alto del mundo; el "Verrückt", de 168 pies de altura y ubicado en el parque acuático Schlitterbahn de Kansas City, Estados Unidos. 

Fue en 2016 cuando el jurado señaló culpables a los dueños del parque por la muerte del menor de edad, alegando que debieron ser conscientes de que el juego representaba graves riesgos. Sin embargo, el pasado viernes 8 de marzo, el juez del condado de Wyandotte, Robert Burns, retiró los cargos porque a su parecer, el caso estuvo contaminado con evidencia engañosa

Foto: "Verrückt" , el tobogán más alto del mundo / Tomada de AP

"Sencillamente, a estos acusados ​​no se les proporcionaron las protecciones de debido proceso y la justicia fundamental que exige la ley de Kansas", dijo refiriéndose a, por ejemplo, la admisión de testimonios que afirmaban que no se cumplieron los estándares de la industria de la Sociedad Americana de Pruebas y Materiales, características que la ley estatal no exigía cuando se construyó el "Verrückt".

El juez aclaró que "el hecho de que sea una tragedia no significa que sea un delito", pues la manera en que el estado trató de establecer un delito no se hizo correctamente". Por su parte, el fiscal general de Kansas, Derek Schmidt cuestionó la decisión del juez y dijo sentirse decepcionado aunque informó que volverá a revisar las pruebas para determinar un rumbo mejor al caso.