"Sólo mis manos me daban placer": Le diagnostican adicción al porno a sus 17 años

Masturbacion
MasturbacionCharles Deluvio / Unsplash

A diferencia de lo que pasa con otras adicciones, la adicción al porno suele ser celebrada.

Hoy en día, ver porno es una práctica bastante habitual, sobre todo entre las personas jóvenes. Pero al igual que otras cosas que nos producen placer, esto puede causar dependencia e incluso adicción. 

Aunque como tal, la adicción al porno aún no está incluida en los manuales de medicina, algunos especialistas ya han comenzado a tratarla así hace varios años pues es algo que cada vez se da con más frecuencia y en personas de menor edad. 

Recomendamos: ¿Adicción al porno? Estas apps podrían ayudarte

La dependencia que puede generarse con el porno es tal que llega a causar problemas en todos los aspectos de la vida,  entre ellos: las relaciones sociales, amorosas y familiares, el desarrollo en otras actividades e incluso, problemas en el desempeño sexual. 

Así le pasó a un joven de 17 años que radica en España y cuyo nombre se omite por seguridad y para mantener su privacidad. 

Según su relato en Yasss, comenzó a masturbarse cuando tenía 12 años, lo que resultó algo completamente normal para alguien de su edad, pero para ese momento ya tenía acceso a un teléfono celular con Internet y con ello, al infinito mundo del porno. 

Los problemas llegaron cuando el joven comenzó a autocomplacerse sexualmente a todas horas y en cualquier lugar e incluso fue descubierto haciéndolo en su salón de clases. Sin embargo, en aquel momento, nadie supo cómo actuar para ayudarle a terminar con el comportamiento que ya estaba afectándole. 

La situación empeoró cuando el chico comenzó un noviazgo y al sostener relaciones sexuales no logró tener un orgasmo ni eyacular... ni en la primera ocasión no en la segunda. 

Preocupado habló del tema con su padre que decidió llevarlo con especialista. Ya ahí, rápidamente comprendieron que no se trataba de un problema físico sino psicológico por lo que fue diagnosticado con trastorno hipersexual. 

Durante el tratamiento, se encontró que la adicción al porno suprimió la posibilidad de sentir placer en otros contextos y por esa razón, no podía disfrutar de las relaciones sexuales. 

Además el joven reconoce que a diferencia de lo que pasa con otras adicciones, la que se tiene por el porno es celebrada entre iguales que aplauden como una hazaña el hecho de guardar "cientos de videos porno en el celular". 

Con información de Yasss y Los Informantes. 

0
comentarios
Ver comentarios