¿Una manita? La masturbación puede protegerte de enfermedades

mujer acostada
¡Masturbarse tiene beneficios!Baylee Gramling / Unsplash

Un orgasmo puede aumentar el número de glóbulos blancos en la sangre. 

El sistema inmunológico es un conjunto de células que trabajan en todo momento para proteger a tu cuerpo cuando algún agente patógeno externo lo ataca, es decir, para intenta evitar que tengas infecciones y enfermedades. Por lo tanto, cuando este se deprime (o baja, como comúnmente se dice), las bacterias o virus pueden atacarte y afectar tu salud.

Por eso debemos esforzarnos por mantenerlo funcionando óptimamente; hay muchas vías: alimentarse sanamente, dormir bien, hacer ejercicio, no estresarse… ¡masturbarse y tener orgasmos! Aunque no lo creas, la ciencia afirma que esta placentera actividad mejora el sistema inmune.

¿Cómo el placer sexual y los orgasmos mejoran el sistema inmune?

Quizá ya has escuchado antes que la actividad sexual y aún más el orgasmo, hacen que nuestro cuerpo libere hormonas relacionadas con la felicidad. Para empezar, provoca una explosión de dopamina, un químico asociado con la capacidad de sentir placer; también libera oxitocina, la famosísima y celebre “hormona del amor”. 

Este coctel, además de mejorar el estado de ánimo, disminuye el estrés y mejora la calidad del sueño.

Cuando no estás estresado, tu cuerpo descansa mejor, y cuando el sueño es reparador, tu sistema inmune tiene mejores condiciones para fortalecerse y prepararse para estar listo cuando lo necesites.

La masturbación mejora los niveles de glóbulos blancos

Más allá de que la masturbación puede ayudarnos a mejorar nuestro descanso y disminuir el estrés, hay pruebas científicas que prueban que el sistema inmune se beneficia de la práctica.

Un estudio realizado por el Departamento de Psicología Médica de la Clínica Universitaria de Essen, en Alemania, mostró que las personas mostraban mejores niveles de glóbulos blancos después de masturbarse.

Para la investigación, se analizó a un grupo de 11 voluntarios que accedieron a masturbarse y a que, antes y después, se les tomaran muestras de sangre para hacer un conteo de glóbulos.

Comparando la muestra tomada 5 minutos antes con la recogida 45 minutos después de que los voluntarios tuvieron un orgasmo autoinducido, el equipo de investigación confirmó que la excitación sexual aumentó la cantidad de glóbulos blancos, las células que ayudan a combatir las infecciones.

0
comentarios
Ver comentarios