Esponja menstrual: Qué es, cómo se usa, beneficios y desventajas

Esponga menstrual vaginal
Esponga menstrual vaginalEspecial

Aún no hay estudios científicos que avalen o prohiban su uso.

Desde hace algunos años en México comenzó a escucharse hablar sobre la ahora famosa copa menstrual. En aquellos momentos la incertidumbre era mucha y a todas nos asaltaron preguntas relacionadas con las fugas, la limpieza, la forma de uso, las bacterias, el precio... etcétera, etcétera, etcétera. Ahora la mayoría de esas incógnitas están resueltas. 

Sin embargo, ha “surgido” otra alternativa para vivir los periodos menstruales sin que generar kilos enteros de basura con ellos (se estima que una mujer utiliza 7 mil 752 tampones o toallas durante su vida). Estamos hablando de la esponja menstrual y entrecomillamos “surgido” porque estas se utilizan desde hace siglos, según Infosalus.

Puedes leer: Copa menstrual es segura y eficaz, afirma estudio

Esponja menstrual: Qué es, cómo se usa, beneficios y desventajas

Foto: Vanesa Ramírez / Pexels

La esponja menstrual o esponja vaginal, es una esponja marina -ajá, como Bob- que se coloca dentro de la vagina, igual que un tampón, para que absorba la sangre al mismo tiempo que crea una barrera. 

Según puede leerse en el sitio web de algunas empresas que las comercializan en Estados Unidos y España, al comprarlas puedes elegir entre distintos tamaños, pero la idea es que tengas la posibilidad de recortarlas para que se adapten aún mejor a tu cuerpo. 

Recomendamos: Intentan aspirar su menstruación para que terminara rápido y acaban hospitalizadas

¿Cómo se usan? 

Las instrucciones publicadas en distintos medios internacionales, blogs y sitios de comerciantes indican lo siguiente: 

- Se enjuaga bien la esponja con agua fría. Si es nueva se agrega la instrucción de hacerlo con carbonato, clorexidina o yodo que, de acuerdo con Pluvio Coronado, director del Instituto de la Mujer del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, pueden resultar útiles para la desinfección.  

- Se exprime la esponja lo más que se puede para que no contenga agua. 

- Aún húmeda, se introduce en la vagina igual que con un tampon. 

- Se repite el proceso cada 4 o 6 horas, dependiendo de la cantidad de flujo. 

Al terminar el periodo es necesario realizar una limpieza más exhaustiva, sin embargo no hay consenso sobre cómo hacerlo pues no se recomienda esterilizarla por medio de agua hervida ya que esto puede volverla rígida. 

Ningún método está avalado científicamente aún, sin embargo se recomienda hacer un lavado igual al que indicamos arriba para la primera vez. Tampoco hay indicaciones sobre cómo debe guardarse durante los días que no se usa.  

Lee esto: Los anillos menstruales desechables ¿sirven o no?

Lo positivo de la esponja menstrual 

- Es un producto completamente natural (aunque también hay fabricantes de versiones sintéticas desechables)

- Aunque las esponjas son seres vivos, se regeneran fácilmente y los comerciantes de este producto aseguran que se crían en espacios controlados. 

- Es una alternativa cero residuos pues una vez que dejas de usarla, si está en buen estado puede servirte como esponja para bañarte o bien puedes desecharla, pero es biodegradable

- Una pieza cuesta de 100 pesos en adelante, pero dura aproximadamente 6 meses, así que puede resultar en un ahorro comparando con los precios de la toallas y tampones. 

Foto: Josefin / Unsplash

Desventajas de la esponja menstrual 

Aunque muchos testimonios en redes indican que todo es perfecto con su uso, existen algunas desventajas importantes que debes tomar en cuenta y aquí enlistamos:

- No está avalada ni por la FDA ni por la Cofepris

- No existen pruebas científicas publicadas sobre su funcionamiento. 

- No está comprobado que esté libre del riesgo de causar síndrome de shock tóxico.

- Puede haber escurrimientos.

- Igual que la copa menstrual, limpiarla entre cada cambio puede suponer ciertos inconvenientes, sobre todo en espacios públicos.

- No es fácil conseguirla en México, sólo puede comprarse con particulares y en sitios web extranjeros. 

- A diferencia de los tampones y la copa, no tienen un dispositivo o hilo que ayude a su extracción, por lo que retirarla puede ser difícil. 

NOTA: El único estudio al respecto data de la década de los 80 e indica que dentro de las esponjas se encontraron residuos como arena y tierra además de microorganismos potencialmente peligrosos, sin embargo esta información no puede considerarse precisamente vigente. 

De cualquier manera, no importa si todas tus amigas las recomiendan, si estas pensando en comenzar a usar esta alternativa para la menstruación, lo mejor es pedir una opinión profesional antes pues al final cada cuerpo e historia son diferentes. 

Con información de Verne y Metro. 

0
comentarios
Ver comentarios