September 22, 2019 08:25


¿Por qué nos gusta el sexo después de una pelea?

Vera Arsic / Pexels

Un coctel de hormonas inundan nuestro cuerpo llevándonos a sentir deseo.

Pocas cosas resultan tan efectivas para terminar pacíficamente con una discusión de pareja como el sexo de reconciliación y es que tienes que aceptarlo, aunque no sepas por qué, después de pelear porque alguien dejó la toalla mojada en la cama siempre dan una ganas prácticamente irrefrenables de darle unos besos súper apasionados a tu amor… sin importar quién haya sido culpable del enfrentamiento. 

Pero, ¿por qué nos dan tantas ganas de intimar cuando acabamos de pelear? ¿Cómo dos cosas que parecen tan distantes entre sí pueden ocurrir casi de forma simultánea? La ciencia, como siempre, tiene la respuesta.

Puedes leer: ¿Sexo en la regadera? Espera, es una pésima idea

Resulta que cuando nos enojamos, nuestro cerebro genera químicos y hormonas que rápidamente crean descontrol en nuestro cuerpo porque aunque no lo creas, existe un vínculo cercano entre el conflicto y la excitación sexual. Un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Valencia explica que en estos momentos el cuerpo se carga de noradrenalina, adrenalina y testosterona, hormonas que unidas a la percepción de amenaza, inevitablemente encienden el deseo.

¿Por qué nos gusta el sexo después de una pelea?

Foto: Pexels. 

Ya en 1974 este proceso había sido tratado en una publicación del Journal of Personality and Social Psychology en la que se hablaba de un experimento hecho con el objetivo de comprobar si las personas tenían mayor deseo sexual al sentirse en peligro. Para hacerlo, se entrevistó a un grupo de voluntarios de forma individual en dos distintos escenarios: los primeros en un puente peatonal común y corriente, y los segundos en un puente colgante. 

Recomendamos: Anorexia sexual, un silencioso mal que podría estar en tu cama

Al analizar los datos, se encontró que los que estaban en el puente colgante sentían mayor atracción por su entrevistador que los otros.

El estado de alta excitación asociado con la pelea se transfiere a un estado de alta excitación durante el sexo de reconciliación”  Aaron Ben-Zeév

Ahora lo sabes, no se trata sólo de que quieras reconciliarte sino que un coctel de hormonas en tu cuerpo causa ese deseo carnal que además te ayuda a recuperar tu relación, aunque no olvides que si se trata de un problema real, lo mejor es hablar del tema. 

0
comments
view comments