Sexxion

Entra en vigencia nueva ley que despenaliza la bigamia en Utah

Utah despenaliza la bigamiaPixabay

La práctica dejará de ser considerada como delito en todo el estado, excepto cuando se cometa junto con otras infracciones

Durante el pasado mes de febrero, la legislatura del estado de Utah aprobó una ley que despenaliza la práctica de la bigamia. El gobernador Gary Herbert firmó el proyecto en marzo y entró en vigencia a partir del martes 12 de mayo.

La nueva ley que aplicará en el estado de Utah despenaliza la bigamia; es decir, dos personas podrán contraer matrimonio, aunque una de estas ya esté casada. Durante décadas, la ley anterior calificaba esta práctica como delito grave de tercer grado.

🇺🇸 El Senado de Utah ha aprobado unánimemente la propuesta para avanzar en la despenalización de la poligamia, con gran tradición entre los mormones. Pasaría de acarrear penas de prisión a una falta similar a las de tráfico, si lo aprueba la Cámara de Representantes. pic.twitter.com/38ROvIlRVT

— Descifrando la Guerra (@descifraguerra) February 19, 2020

Los ciudadanos de Utah que practicaban la bigamia podían ser castigados hasta con cinco años de prisión y una multa de 120 mil pesos. Con la nueva ley en vigencia, la bigamia se convertirá únicamente en una infracción, al nivel de una multa de tránsito.

A pesar de la despenalización, la política del fiscal general de Utah todavía la puede codificar como delito grave cuando se cometa junto con otras infracciones, como abuso infantil, abuso sexual o bajo falsas pretensiones. En dichos casos, las penas aumentarán considerablemente.

Excellent news that my bigamy bill SB102 was signed by the governor yesterday. Here is the op ed I wrote last month outlining why this change in law is so important https://t.co/Pqm78uZ74k

— Deidre Henderson (@DeidreHenderson) March 29, 2020

Diversos grupos religiosos en Utah han practicado la bigamia durante años, aunque esta era ilegal a nivel estatal y federal. Los partidarios de la ley creen que la reducción de la pena elimina las barreras que impedían a las víctimas de abuso presentar denuncias por temor a ser procesadas.

Deidre Henderson, senadora estatal republicana y patrocinadora principal del proyecto, escribió un artículo para The Salt Lake Tribune, donde habla de la presión a la que se enfrentaban los abusados por temor a las posibles consecuencias.