Sexxion

Llueven críticas a empresa que desarrolló algoritmo para verificar orgasmos femeninos

OrgamosPixabay

La compañía justifica que se podría usar para producir mejores juguetes sexuales

La empresa Relida Limited con sede en Chipre, afirma haber creado un algoritmo para verificar los orgasmos femeninos con un 86 por ciento de seguridad. Esto, porque dicen los administradores, un 26 por ciento de las mujeres fingen llegar al clímax.

No obstante, este dato no está ni siquiera comprobado en su sitio web y, desde que Stu Nugent, responsable de una marca de juguetes sexuales, hiciera públicas las diapositivas que explican el proceso de desarrollo, las redes sociales no han parado de lanzar críticas.

Un dispositivo podría saber más que tú acerca de tu orgasmo...

En una de las imágenes se agrega que al algoritmo ha sido trabajado por cinco hombres, lo que por supuesto desató aún más la indignación no sólo del género femenino, sino de internautas en general, aunado a que en la página hacen referencia a que el 74 por ciento de las mujeres admiten haber fingido un orgasmo a lo largo de sus vidas, pero no enlazan a ningún estudio.

No obstante, Relida Limited ofreció un comunicado a la BBC argumentando que nunca desearon vender este algoritmo directamente a las mujeres, pues saben que es un tema muy sensible y este tipo de información podría crear presión adicional. Asimismo, explicaron que para su sistema, un orgasmo se puede identificar por un cambio en el ritmo cardíaco cuando se alcanza el clímax.

Received a pitch presentation from a "female well being sex tech start-up" (five dudes) that can "confirm" and "validate" female orgasms, that could help my company develop better sex toys. Here are some slides, for your enjoyment/anger. pic.twitter.com/wwbk9NUDB3

— Stu Nugent (@CrookedNuts) June 9, 2020

"El algoritmo todavía no está completo y su objetivo es buscar el bienestar de las mujeres, por tanto, el tuit del señor Nugent nos parece poco ético", comentaron. Por su parte, el responsable de Lelo se defendió asegurando que su marca "ya tiene un sistema fiable para decidir si los diseños de sus juguetes producen placer, y ese es preguntar la opinión de quienes los usan".

Asimismo, recalcó que un orgasmo no tiene por qué ser la métrica ideal para medir la efectividad de un juguete sexual, además de que el algoritmo, salga a la venta o no, debería también estar concentrado en hombres.