Tras paso del 'Barco del Aborto', proponen en Guatemala endurecer penas

derecho a decidir
Aborto legal y seguro, demandan en GuatemalaEFE

Un grupo conservador planteó una reforma al código penal que contempla de 5 a 10 años de prisión a la mujer que cause o consienta la interrupción de un embarazo.

Guatemala.- Por contravenir “principios bíblicos” el grupo legislativo Visión con Valores presentó ante el Congreso de Guatemala una iniciativa para endurecer las sanciones penales contra la interrupción del embarazo.

La propuesta busca reformar el código penal del país centroamericano para enviar de 5 a 10 años de prisión a la mujer que cause o consienta el aborto; y a aquella que lo haya hecho pero tenga alguna “alteración síquica”  se le impondrá una pena de 6 meses a 2 años.

También los médicos y profesionales de la salud estarían sujetos a consecuencias penales de practicar alguna interrupción. Además de una multa de 132 mil a medio millón de pesos, quedarían inhabilitados entre 10 y 20 años.

El proyecto contempla el aborto terapéutico, interrupción justificada por razones médicas, siempre y cuando al menos dos gineco-obstetras diagnostiquen que la mujer está en riesgo y se hayan agotados todos los medios científicos y técnicos para salvaguardar la vida del nonato. Una medida costosa para un país donde un alto porcentaje de mujeres se encuentran en una situación económica desfavorecida.

La propuesta también pretende incluir la promoción del aborto en un el Código Penal, mismo que sería penado con entre 6 y 10 años de prisión y una multa de 132 mil y hasta 272 mil pesos; en caso de que la promoción la hiciera un funcionario público o un médico, la sanción se incrementaría “una tercera parte”.

La iniciativa surge luego de que el “Barco del Aborto” de la organización holandesa Women on Waves visitara Guatemala para realizar abortos seguros en aguas internacionales. Las activistas tuvieron que abandonar el país custodiadas por el Ejército sin practicar ninguna interrupción.

A falta de estadísticas oficiales, se calcula que en Guatemala cada año se practican 65 mil abortos inseguros en la clandestinidad y anualmente 21 mil 600 mujeres son hospitalizadas por complicaciones. El aborto ilegal e inseguro es la tercera causa de muerte materna. 

El legislador Aníbal Rojas señaló que la propuesta presentada está avalada por la comunidad evangélica y respaldada con 30 mil firmas.

Con información de EFE

0
comentarios
Ver comentarios