(Semblanza)

México, 19 Mar. (Notimex).- Obras de artistas como Manuel Álvarez Bravo, Henri Cartier-Bresson, Pablo Ortiz Monasterio, Francisco Mata, Graciela Iturbide, Hugo Brehme y Walter Reuter, integran la muestra ?Fotografía moderna mexicana: Imagen, procesos vitales y autonomía expresiva?, que exhibe el Museo de Arte Moderno (MAM).

Se trata de una revisión del acervo fotográfico de dicho museo, desarrollado bajo cuatro ejes temáticos: Lecturas alternas de lo real, poblaciones e identidades, reportaje y documental, y entornos revisitados.

De acuerdo con información del recinto, la exhibición, que estará abierta al público hasta el 12 de julio próximo, permite al espectador conocer la exploración que hicieran los fotógrafos en las primeras décadas del siglo XX.

Uno de ellos es Walter Reuter, quien logró dejar un importante legado en el fotoperiodismo en México.

Fotógrafo y director de cine, reconocido con el premio Espejo de Plata, Reuter es considerado pionero en el fotoperiodismo de este país, gracias a su contribución con imágenes de diversas partes de la republica mexicana, desde las grandes ciudades hasta los lugares más apartados de este país.

Reuter, señalan sus biógrafos, nació en Berlín, Alemania el 4 de enero de 1906 y murió en Cuernavaca, Morelos, el 20 de marzo de 2005, a la edad de 99 años.

Reuter comenzó trabajando como actor y bailarín, siendo esta última actividad, una de sus grandes pasiones. Pronto aprendería a sacar fotos de manera autodidacta y así empezó su trabajo como reportero en Alemania.

Sus primeros reportajes eran de carácter crítico en contra del fascismo, publicados por el periódico ?Arbeiter Illustrierte Zeitung?, por lo que fue perseguido.

Debido a su situación y antes de sucumbir ante el régimen nazi, huyó de su natal Alemania en 1933.

Walter se refugió en España, donde con cámara en mano se dedicó a luchar por la justicia social. Sus imágenes retrataban el drama humano que vivían sobre todo los niños y los refugiados durante el periodo de la Guerra Civil Española (1936-1939).

En 1937 realizó un reportaje sobre el Instituto Obrero de Valencia, cuyas fotografías utilizaría el tipógrafo polaco Mauricio Amster para diseñar uno de los carteles que divulgaría una iniciativa del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.

Se inició en la filmación, colaborando en documentales de propaganda sobre el Instituto Obrero de Valencia y sobre las colonias de niños protegidos por la Segunda República Española.

En 1937 participó en la exposición de la juventud ?El arte al servicio del pueblo?. También fue corresponsal gráfico internacional y sus fotografías documentaron muchas publicaciones.

Cuentan que terminada la Guerra Civil, Reuter se trasladó a Francia y después a Marruecos, siendo capturado en ambos países en repetidas ocasiones y logrando huir en 1942. En marzo de ese año se trasladó a México junto con su familia en un barco de refugiados.

Según el texto que aparece en el portal ?Inmigración y Diversidad Cultural?, Reuter realizó su primer fotorreportaje en México ?Los techos de México?, publicado por la revista Nosotros.

De inmediato se vuelve un periodista gráfico muy reconocido en el país y comienza a trabajar para revistas como ?Caballería? y ?Panorama? y haciendo documentaciones para el gobierno.

En 1946 realiza un fotorreportaje sobre el volcán Paricutín, por encargo de la revista ?Holiday?.

Precursor del periodismo gráfico moderno, enriqueció la fotografía y la historia mexicana. Su pasión por capturar la vida de los mexicanos, la esencia de las personas, los paisajes y todo cuanto encontraba a su paso, lo llevaron a viajar y visitar diversas comunidades en varios estados de la Republica Mexicana.

Se calcula que Reuter tomó más de 35 mil fotografías de más de 20 pueblos indígenas en el país, las cuales reflejaban sus preocupaciones sociales y culturales.

Entre la filmografía de Reuter se encuentran documentales que forman parte del naciente cine independiente de los años 50, destacando chicle? (1953), que ganaría el premio La Espiga de Plata, en Roma; ?Raíces?, que se compone de 4 cuentos, tres de ellos filmados por Walter y que obtendría el Premio de la Crítica en el Festival de Cine de Cannes, en 1955, y ?El brazo fuerte? , con guión de Juan de la Cabada, la cual se vio enlatada por varios años debido al tema del caciquismo. Se estrenó en 1974.

?En 1998 se le otorga el Ariel de Oro de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias cinematográficas por su trayectoria como cineasta. Realizó diversas exposiciones fotográficas, entre las que destaca su participación con la extinta Comisión Federal de Electricidad (CFE), registrando el proceso de electrificación en varios estados de la República, así como la reconstrucción de represas y siderúrgicas; también colaboró con el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en 1993, que lo llevaría a formar parte del Sistema Nacional de Creadores de esa institución cultural.

En 1958 colabora con Gutiérrez Tibón en el libro ?La ciudad de los hongos alucinantes?.

Tuvo dos matrimonios, el primero con Sulamith, quien fallecería y el segundo con Ana María, con quien procreó a tres hijas, Marina, Claudia y Hely. Esta última, motivada y enamorada de la labor de su padre, trabaja para clasificar el material que dejó, calculado en más de 120 mil negativos que comprenden fotografías tomadas en Alemania, México y España.

En 2009 se publicó un libro llamado ?El viento limpia el alma?, con los esfuerzos del Archivo Fotográfico Walter Reuter, Lunwerg Editores y el Centro Cultural del México Contemporáneo.

La obra recopila imágenes de Reuter, dos entrevistas realizadas al fotógrafo y ensayos de John Mraz, Michel Lefebvre y Luis Rius.

NTX/BRM/MCV