(Ampliación)

* La escritora participa en el ciclo "Leyendo para acompañar"

México, 8 Jul. (Notimex).- La escritora Queta Navagómez (Bellavista, Nayarit, enero 1954), hacedora de cuentos, poesías y novelas, se presentó esta tarde en el Hospital General Iztapalapa, dentro del ciclo "Leyendo para acompañar", para ofrecer salud literaria a quienes están en ese nosocomio.

El ciclo, ideado y mantenido vigente por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCM), se inscribe en el programa de Fomento a la Lectura en Hospitales Generales, donde escritores de todos los géneros, con el común denominador de su éxito en las letras, se acompañan también por música viva.

En esta ocasión, el maestro Vidal Ortiz Mayoral acompañó con las notas de su violín a la poeta y narradora Queta Navagómez, autora de "Aquí no ha terminado" (1993), "Piel de niño" (2000) y "Canto para desplegar las alas" (2006), entre otros más.

La literata mexicana, quien cuenta con la licenciatura en Educación Física, agradeció durante su visita al Hospital General de Iztapalapa la invitación y el apoyo recibido por parte de la Secretaria de Cultura capitalina para tomar parte en este noble ciclo, pues, dijo, a estos sitios hace falta traerles algo de tranquilidad.

Navagómez, egresada de la XXXV generación de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) y ganadora entre otros galardones, del Premio Nacional de Cuento "Alica" de Nayarit 1995 y del Premio Nacional Bienal de Poesía "Alí Chumacero" 2003-2004, realizó un recorrido por todo el hospital.

La escritora de largo aliento visitó las diversas áreas del nosocomio, convivió con pacientes hombres, mujeres y niños internados, y compartió con ellos lo más celebrado de su creación literaria. Evidentemente emocionada, recorrió las salas de adultos mayores, de maternidad y echó un vistazo a los cuneros.

Durante más de dos horas, Queta Navagómez se mostró animosa en ese centro hospitalario del gobierno del Distrito Federal, y entre letras, lecturas en voz alta y fondo de notas de violín dirigidas a los pacientes y familiares, animó al Hospital General Iztapalapa, ubicado en la colonia Citlali de esa Delegación.

Acompañada por autoridades médicas y administrativas del hospital, así como por funcionarios culturales locales, se comentó que el esfuerzo del gobierno de la ciudad, de la Secretaría de Cultura y de la Secretaría de Salud, está enfocado a que la gente descubra que leer puede ser divertido y placentero.

Además, se dijo entre pasillos, cubículos y cuneros, la lectura se puede (y debe) usar para aprovechar el tiempo y para mitigar la espera en un hospital, pues la lectura es imprescindible para que este país crezca sano en todos sentidos.

NTX/JCC/NMN