La oposición venezolana pagará una multa impuesta por el Supremo tras la quema de las ac

Caracas, 29 feb (EFE).- La alianza opositora venezolana anunció hoy que cancelará la multa de 15.200 bolívares (3.535 dólares) que le impuso el Tribunal Supremo por supuestamente haber desacatado la orden de no quemar las actas de las elecciones primarias que se celebraron el pasado 12 de febrero.

"Hemos decidido pagar la multa", dijo a periodistas la presidenta de la Comisión Electoral de Primarias de la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Teresa Albanes, quien lideró el proceso en el que resultó electo el gobernador del estado Miranda (centro), Henrique Capriles, como candidato a la Presidencia.

Albanes agradeció a "todos los venezolanos" que desde el día en que la sanción monetaria fue impuesta "empezaron a manifestar su deseo de colaborar en la cancelación de la multa" y destacó que en tres días se logró la recolección de los 3.535 dólares.

Insistió, no obstante, en que la alianza opositora no cometió desacato alguno al quemar los cuadernos electorales dos días después de los comicios.

"Nos mantenemos firmes en nuestra posición de que era nuestro deber preservar la identidad de los electores", dijo Albanes y aclaró que aunque la MUD respeta al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como institución del Estado, entiende que este organismo debe garantizar el respeto a los derechos humanos.

El 12 de febrero se celebraron en Venezuela y varias ciudades en el exterior unas primarias para elegir a los candidatos opositores que participarán en los próximos comicios presidenciales, regionales y municipales, un evento que fue organizado por la MUD con la colaboración del estatal Consejo Nacional Electoral (CNE).

Meses antes de las primarias, la MUD anunció a los potenciales votantes que los cuadernos o actas electorales donde figurarían sus nombres y datos serían destruidos para preservar la identidad de los participantes.

Según Albanes, la quema de los cuadernos se hizo para "impedir una nueva lista de la infamia", en alusión al listado de los que en 2004 reclamaron un referendo revocatorio contra el presidente Hugo Chávez, el cual se hizo público posteriormente.

Según la oposición, esa lista sirvió al "chavismo" para impedir el acceso de los firmantes a la administración pública, entre otras acciones.

Tras la quema de los cuadernos, Chávez dijo que la oposición "manchó" el proceso de elecciones primarias al desobedecer la orden del Supremo.

0
comentarios
Ver comentarios