Alcaide de cárcel venezolana y 21 agentes cumplen 48 horas en poder de presos

Caracas, 29 abr (EFE).- El alcaide y 21 custodios de una cárcel de Venezuela cumplieron hoy 48 horas en poder de un grupo de presos amotinados, sin que se confirme en fuentes oficiales la negociación en marcha anunciada por familiares de los reclusos.

El secuestro se mantiene desde la tarde del miércoles en la cárcel El Rodeo II, ubicada a 35 kilómetros de Caracas, y se inició como medida de presión para que un equipo de médicos examine a los presos que temen un supuesto brote de tuberculosis en el recinto.

El viceministro de Interior, Edwin Rojas, dijo ayer en las afueras de la prisión, que alberga a 1.200 reclusos -se desconoce cuántos de ellos participan en el motín-, que el Gobierno no puede dialogar "mientras estén estas personas secuestradas".

Negó, además, la existencia de tal brote de tuberculosis.

Tras ello, una fuente del Ministerio del Interior se ha limitado a indicar a Efe que la situación "se mantiene igual", en tanto que María Torrilla, familiar de un preso y portavoz de los amotinados, dijo a Efe que el viceministro "negocia hoy también", pero se excusó por no poder decir "nada más".

Previamente, la mujer había repetido que bastaba que el ministro del Interior y Justicia, Tareck El Aissami, acudiera a la cárcel para escuchar a los presos para poner fin al asunto.

Torrilla añadió que los presos han sumado a sus demandas la exigencia de que se castigue a los responsable de amenazas y agresiones de las que, dijo, han sido víctimas parientes de uno de los reclusos que al parecer lidera la protesta.

"La mamá, la esposa y los hermanos de Yoifred Ruiz fueron sacados de sus casas, los golpearon y los dejaron en la calle y después llamaron al interno para decirle que si no entregaba a los rehenes le iban a mandar la cabeza de la mamá y a los demás familiares en picadillo", relató Torrilla.

Aseguró, asimismo, que la denuncia de maltratos contra la policía científica ya fue formalizada ante las autoridades pertinentes.

El director de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, confirmó a Efe al inicio del secuestro que los presos adoptaron tal medida después de que un interno con tuberculosis fue trasladado a otra cárcel, en lugar de ser internado en un hospital.

El pasado 13 de abril, más de un centenar de presos de una cárcel del sureño estado Bolívar se infringieron heridas con armas blancas en lo que llamaron "huelga de sangre" para asimismo exigir atención médica periódica, aunque además exigían el regreso de un recluso que había sido trasladado a otro penal.

Según datos oficiales, en Venezuela hay una población reclusa de 44.520 personas repartidas por una treintena de prisiones, donde se reportan altas tasas de violencia.

Entre 2005 y 2009 murieron 1.865 presos y 4.358 resultaron heridos en hechos de violencia en prácticamente la totalidad de las penitenciarias, según la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones.

0
comentarios
Ver comentarios