Bajan limites de velocidad en Berlín hasta 10 kilómetros por hora

Berlín, 25 Jul (Notimex).– En la patria del automóvil y en el país donde las autopistas no conocen límites de velocidad, a partir de hoy Berlín bajará los limites de velocidad hasta los 20 y 10 kilómetros por hora en algunos barrios, para dejar espacio a las bicicletas.

A partir de este lunes en muchos barrios de Berlín los automóviles deberán circular más lentamente. Los antiguos límites de 30 kilómetros por hora fueron sustituidos con otros más restrictivos.

En las primeras semanas, los controles se llevarán al cabo con cierta flexibilidad, para que la gente vaya acostumbrándose, sin embargo, a partir de septiembre entrante no se aceptarán excepciones.

Quien supera el límite de 30 kilómetros por hora, es decir quien viaja a 40 por hora en una zona que prevé el límite de diez, puede incurrir en una multa de 160 euros: después de la tercera multa, se le podrá suspender la licencia de manejo.

Así lo decidió el ayuntamiento de izquierda de la capital alemana, en lo que se lee como el enésimo paso hacia una ciudad más sostenible, que privilegia las bicicletas y el trasporte publico, e invita a utilizar el auto sólo el fin de semana.

Según informaciones proporcionadas por la Oficina de Desarrollo de la ciudad, de momento, las zonas con límite de 10 kilómetro por hora seguirán siendo excepciones.

Mientras los barrios con límite de velocidad de 20 kilómetros serán una prueba para extender este límite de velocidad a la mayoría de los barrios residenciales de Berlín.

Alemania tomó inspiración, para introducir estas medidas, desde iniciativas parecidas que fueron probadas por algunas ciudades suizas. En ellas se establecieron zonas especiales y "puntos de encuentro" donde sería necesario reducir la velocidad.

Entre los "puntos de encuentro" en Berlín se calculan también una serie de lugares turísticos, como por ejemplo el "Check Point Charlie", antiguo pasaje fronterizo entre el este y el oeste, que se encuentra exactamente al centro de la Friedrichstrasse, una de las principales arterias de la ciudad.

La apuesta a la lentitud de Berlín, no se deja sin embargo explicar simplemente con razones de seguridad, se trata más bien de una política clara que quiere una ciudad más amigable con peatones y ciclistas.

Esta política tuvo resultados concretos: según el instituto de investigación para la Energía y el Ambiente (IFEU), en Berlín el 40 por ciento de los habitantes no posee auto propio.

Hay una serie de estudios que demuestran además que entre los jóvenes de la capital alemana el auto ya perdió su rol de "símbolo de estatus", a favor de los objetos de tecnología como teléfonos y computadoras.

En vistas de las elecciones de septiembre, la candidata del partido Verde, Renate Kunast, quien se enfrenta al actual alcalde socialdemócrata, Klaus Wowereit, prometió luchar contra la velocidad, que según ella no debería superar los 30 kilómetros por hora en toda la zona urbana.

NTX/OB/MMMM/

0
comentarios
Ver comentarios