Nuevo vuelo del único Tupolev polaco para recrear el accidente de Smolensk

Varsovia, 28 abr (EFE).- El único avión Tupolev 154 que conserva Polonia tras la catástrofe aérea de Smolensk (Rusia), donde se estrelló un modelo similar y causó la muerte de sus 96 ocupantes, vuela hoy por tercera vez para recrear los instantes previos a esa tragedia y ayudar a entender sus causas.

El ministerio de Exteriores de Polonia no descarta que se hagan otros vuelos de prueba dentro de la investigación que se lleva a cabo para determinar lo que sucedió en los segundos previos al siniestro, que tuvo lugar el 10 de abril del pasado año cuando el aparato pretendía tomar tierra en el aeródromo de Smolensk.

A bordo del avión se encontraban el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, su esposa, militares de alta graduación, miembros de la jerarquía católica y algunos de los altos representantes del Estado polaco.

La delegación pretendía asistir a la conmemoración del 70 aniversario del asesinato de 22.000 oficiales polacos a manos de los servicios secretos de Stalin.

Según el informe elaborado por Rusia, el accidente aéreo se debió principalmente a la falta de experiencia de los pilotos polacos, y a su insistencia en aterrizar a pesar de las malas condiciones meteorológicas y las advertencias de los controladores.

Polonia rechaza las conclusiones del análisis ruso y mantiene que la torre de control de Smolensk no contaba con los sistemas de guía convenientes y sus responsables no actuaron con suficiente profesionalidad.

Mientras, algunos miembros del partido conservador polaco Ley y Justicia, principal fuerza de la oposición y formación a la que pertenecía el fallecido Lech Kaczynski, mantienen la hipótesis del atentado, y señalan al Kremlin como culpable de haber provocado la colisión del aparato.

0
comentarios
Ver comentarios