Un tribunal falla a favor del uso de fondos del Gobierno de EE.UU. para células madre

Washington, 29 abr (EFE).- Un tribunal federal de apelaciones anuló hoy un fallo judicial que impedía que el Gobierno de Estados Unidos empleara fondos federales para la investigación de células madre tomadas de embriones humanos.

El fallo de hoy anula el dictamen del juez del Distrito Federal de Washington, Royce Lamberth, quien consideró, en agosto pasado, que esa investigación probablemente violaba la ley de 1996 que prohíbe la financiación federal de actividades que impliquen la destrucción de embriones humanos.

Las células madre de embriones humanos se obtienen de la masa interior del blastocito, una etapa muy temprana en los cuatro a cinco días después de la fertilización, y que consiste de 50 a 150 células.

El aislamiento de esa masa interna del blastocito resulta en la destrucción del embrión, y en Estados Unidos los adversarios del aborto han interpuesto objeciones éticas y morales a la investigación de este tipo de células.

Los laboratorios obtienen sus células principalmente de las clínicas de fertilidad donde miles de óvulos son fertilizados artificialmente pero no se usarán para el intento de gestación y quedan almacenados o serán destruidos en algún momento.

En 2001 el entonces presidente George W. Bush prohibió la utilización de fondos del Gobierno federal para la financiación de estudios que requirieran células madre de embriones humanos, excepto por un número limitado de cepas ya en uso.

El año pasado el Gobierno del presidente Barack Obama hizo modificaciones en las reglas permitiendo el uso de algunos fondos para ciertos tipos de investigación con células madre que pueden proceder de embriones humanos.

Quienes cuestionaron las nuevas reglas indicaron que, además de la destrucción de embriones humanos, esa investigación pondría a otros científicos que trabajan con células madre obtenidas de humanos adultos en desventaja en la competencia por financiación federal.

La anulación del fallo de Lambert, en un dictamen apoyado por dos de los tres magistrados del Tribunal de Apelaciones, significa que el Gobierno de Obama puede continuar la financiación de estas investigaciones.

0
comentarios
Ver comentarios