El Gobierno garantiza unos comicios tranquilos en Colombia pese a las asonadas en la vísp

Bogotá, 29 oct (EFE).- El Gobierno de Colombia garantizó hoy que 30,6 millones de habitantes del país andino podrán votar tranquilos mañana en los comicios regionales y locales, pese a las asonadas y demás intentos de frustrar el ambiente electoral registrados en las últimas 24 horas.

"Se ha iniciado una campaña sobre posibles actos de violencia, eventuales atentados, esa campaña es falsa, la gente tiene la tranquilidad para salir a votar", aseguró el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, en Medellín, al término de una reunión de seguimiento electoral en esa ciudad del noroeste colombiano.

Vargas Lleras instó a los colombianos a ignorar las comunicaciones de esa supuesta campaña divulgadas por redes sociales que buscan el absentismo electoral y que no especificó, "porque no corresponden a la realidad y las autoridades ya detectaron su origen".

Sin embargo, desde el viernes se han registrado hechos violentos en algunos municipios de Colombia, como la quema de la Registraduría local, ente encargado de la identificación de ciudadanos y organización electoral, en el municipio de Chivolo, en el norteño departamento de Magdalena.

"En el único municipio del país donde hemos tenido un accidente fue en Chivolo, donde quemaron el material electoral. En la noche de ayer se envió el nuevo material y por lo tanto sus habitantes tienen garantizado el derecho a votar", indicó Vargas Lleras.

Por su parte, el alcalde de Chivolo, John Cardoso, declaró en RCN Radio que "son sólo unas cuantas personas las que quieren alterar el orden público, pero se garantiza seguridad en las elecciones".

Asimismo, las instalaciones de la Registraduría en el municipio de Vigía del Fuerte, en Antioquia (noroeste), fueron hoy tomadas por desconocidos, admitió su propio titular en Caracol Radio, Álvaro Enrique Pérez.

"Aquí está tomada la Registraduría porque hay un personal que corresponde a un movimiento que dice que ellos no tienen garantía porque no hay fuerza pública, por esta razón está tomada", dijo Pérez, quien pidió asistencia a la entidad departamental para poder enviar el material electoral a cada puesto de votación.

La organización privada Misión de Observación Electoral (MOE) advirtió hoy a través de un comunicado que estos actos violentos podrían darse incluso el domingo a medida que se vayan conociendo los resultados electorales.

"En el 2007 nos encontramos frente a ese número de asonadas cuando se pensó que ya habían pasado todos los riesgos frente al proceso electoral", recordó Alejandra Barrios, directora de la MOE.

El Ejército y la Policía desarrollan asimismo operativos para que los colombianos no sean coaccionados mañana en las urnas y puedan elegir libremente entre más de 100.000 candidatos a 1.103 alcaldes, 32 gobernadores, 12.603 concejales, 418 diputados y 4.627 ediles de juntas administradoras locales (JAL).

De hecho, aparte de los 360.000 militares y policías movilizados a nivel nacional, algunas áreas especialmente delicadas están recibiendo refuerzos, como es el caso del departamento del Cauca (suroeste), en el que desde anoche operan unos 10.000 uniformados más.

El comandante de la Tercera División del Ejército, brigadier general Miguel Ernesto Pérez Guarnizo, indicó a periodistas que el despliegue busca garantizar el derecho al voto de los caucanos después de que ayer bombardearan un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el que supuestamente preparaban ataques a la jornada electoral.

De los 30,6 millones de colombianos habilitados para votar, un total de 1.402.271 están llamados a las urnas por primera vez.

Por el territorio nacional hay repartidas 91.255 mesas y 10.271 puestos electorales, así como otros 6.534 establecidos en zonas rurales, en los que podrán sufragar 30.669.020 votantes entre las 08.00 horas locales (13.00 GMT) y 16.00 locales (21.00 GMT).

0
comentarios
Ver comentarios