Llegó la tradición sami de Noruega al Festival Cervantino

Por Luis Galindo. Enviado

Guanajuato, 29 Oct. (Notimex).- La voz de la cantante y compositora noruega Mari Boine al interpretar cantos de la tradición sami, cautivó hoy a los asistentes a la Ex Hacienda de San Gabriel de Barrera, en esta ciudad, como parte del 39 Festival Internacional Cervantino (FIC).

El encuentro que se realiza del 12 al 30 de octubre en esta ciudad y otras sedes alternas, cobijó a la intérprete de himnos religiosos de su tierra natal, la región Sami, que destaca por sus cualidades chamánicas y ritos ancestrales.

A lo largo de una hora y media, Boine deslumbró a los asistentes con temas como "Gula, gula", "Bondan Nuppi Bealde", "Alé, Alé, Don" y "Elle", todas ellas incluidas en su material discográfico homónimo, el cual contiene 30 canciones en dos discos compactos.

En declaraciones a la prensa, previas a su recital, la intérprete aseguró que sus canciones "tiene que ver con su cultura, con las creencias de su pueblo, en donde creemos que a través de los rituales se puede hacer un viaje por diversos estados de consciencia".

Dijo que aunque su música es tradicional, también tiene influencias de géneros como el pop, rock y jazz, pues a lo largo de su trayectoria ha trabajado con músicos interesados en investigar las raíces musicales de géneros como el segundo.

Al referirse a su cultura, Boine recordó que su pueblo fue colonizado por cuatro países: Rusia, Noruega, Suecia y Finlandia, y actualmente viven en él 100 mil habitantes, además que originalmente eran nómadas.

En la actualidad, dijo, existe una controversia interna sobre el origen de sus primeros pobladores.

Destacó que su canto es el "yoik", el cual tiene similitud con la forma nativa de cantar en el norte de América. "Hay mucha similitud con la cultura antigua norteamericana, donde la consciencia de su entorno es muy importante para ellos".

Recordó que fue hasta 1972 cuando empezó el rescate de la lengua sami y su difusión en las escuelas, lo cual habla de la lucha por retomar las antiguas costumbres de esa civilización.

"Mi trabajo representa una contribución al rescate de mi cultura; empecé cantando temas de protesta y en los últimos 15 años he retomado las tradiciones de mi pueblo", manifestó la párticipe del FIC, que concluye mañana bajo lema "Los dones de la naturaleza".

Otro de los temas abordados por Mari Boine son las mujeres, pues apuntó que en su pueblo siempre ha predominado el matriarcado y existe una frase antigua muy recurrente que ella retoma en sus canciones: "siempre hay que escuchar a las mujeres".

NTX/LGZ/RML

0
comentarios
Ver comentarios