El Pentágono señala "avances tangibles" contra los talibanes en Afganistán

Washington, 29 abr (EFE).- El Pentágono considera que se han registrado "avances tangibles" contra los talibanes en los últimos seis meses y las condiciones sobre el terreno permiten iniciar este verano (a partir de julio) la retirada parcial de tropas en Afganistán, según un informe publicado hoy.

En el informe semestral "Avances hacia la Seguridad y Estabilidad en Afganistán" que el Departamento de Defensa estadounidense entregó hoy al Congreso, los máximos mandos militares dibujan un panorama positivo sobre la guerra en Afganistán y la fase de transición, quizás el más optimista en años, reconoció hoy un funcionario de alto rango.

En declaraciones a periodistas, el funcionario, que reserva su identidad, recordó que en el informe de enero de 2009 la situación en Afganistán se deterioraba y en el de octubre de ese año las condiciones aún empeoraban, pero en abril de 2010, después del aumento de las tropas, se registraban algunos avances y en otoño pasado se veían "signos de progreso real".

En el análisis actual, el Pentágono califica los avances de "tangibles", porque afirma que la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y sus aliados afganos han logrado resultados importantes a la hora de detener el empuje insurgente en buena parte del país centroasiático y lo han revertido incluso en varias áreas importantes.

Los esfuerzos de la coalición han arrebatado a los insurgentes el control de importantes refugios terroristas, derrotado al liderazgo de sus redes y eliminado alijos de armas y de suministros tácticos, según el informe.

Por su parte, las fuerzas de seguridad afganas cuentan con cada vez más miembros, han mejorado su calidad y sus capacidades y asumido un papel cada vez mayor en las operaciones de seguridad, de acuerdo con la evaluación del Pentágono.

Eso sí, los avances en gobernabilidad y desarrollo "han sido más lentos que los logros en materia de seguridad", señala en el texto.

No obstante, ha habido "mejoras notables, particularmente en el sur y el suroeste" del país, agrega.

El Departamento de Defensa también advierte de que "el progreso en todo el país sigue siendo frágil y reversible".

Sin embargo, sostiene que el "empuje generado durante los últimos seis meses ha creado las condiciones necesarias para comenzar este verano la transición de las responsabilidades en materia de seguridad a las fuerzas afganas en siete áreas".

EE.UU. se prepara para retirar a partir de julio gradualmente las unidades militares para dejar poco a poco -y con base en las condiciones sobre el terreno- en manos de las fuerzas afganas la seguridad del país. El objetivo es concluir la transición en 2014.

En los próximos meses habrá "reveses" al igual que "éxitos", concluye el Pentágono.

0
comentarios
Ver comentarios