Tailandia y Camboya acuerdan un alto el fuego en el conflicto fronterizo

Phnom Penh, 28 abr (EFE).- Camboya y Tailandia acordaron hoy un alto el fuego a los enfrentamientos que mantienen desde hace siete días en varios puntos de la frontera común y que han causado 15 muertos, incluido un civil, y decenas de miles de desplazados.

Un portavoz gubernamental camboyano confirmó en Phnom Penh que responsables militares de ambos países se reunieron esta mañana en el paso fronterizo de Osmach, en la provincia de Oddar Meanchey.

La reunión entre el comandante general Chea Mon, de Camboya, y el teniente general tailandés Thawatchai Samutsakorn duró unos tres cuartos de hora y permitió negociar el alto el fuego inmediato.

Precisamente, el área de Osmach fue bombardeado anoche por primera vez por la artillería tailandesa.

Quince personas han muerto en estos enfrentamientos, de las cuales solo una es civil, según datos oficiales de ambos países; otras 60 personas han resultado heridas y más de 55.000 han buscado refugio en centros de evacuación.

El alto el fuego se produce el mismo día en que la embajadora de Estados Unidos en Tailandia, Kristie Kenney, se reunió con el primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, para tratar del conflicto.

A la salida de la entrevista, Kenney explicó a los periodistas en la Casa del Gobierno que había expresado a Vejajjiva el deseo de Estados Unidos de que Camboya y Tailandia busquen una salida negociada y detengan la escalada de violencia.

El acuerdo surge también después de que Tailandia reforzase su presencia militar en la frontera con Camboya.

"Estamos añadiendo más soldados en el área de forma preventiva ante la escala de tensión en los últimos días", explicó el coronel Prawit Hukaaew a los medios tailandeses.

Ambos países se acusan mutuamente de haber comenzado el viernes pasado las hostilidades, que se han desarrollado en torno a los antiguos templos de Ta Muen, Ta Kwai y Preah Vihear.

La frontera entre ambos países, fuertemente minada, nunca han estado claramente definida desde que Francia abandonó sus colonias en el Sudeste Asiático tras la II Guerra Mundial y las disputas soberanistas han sido frecuentes.

El conflicto actual arrancó en 2008, cuando la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad Preah Viehar, un monumento hindú del siglo XI, y lo incluyó en territorio camboyano.

0
comentarios
Ver comentarios