Kenia y Somalia urgen al Tribunal Penal Internacional a que procese a líderes de Al Shaba

Nairobi, 31 oct (EFE).- Kenia y Somalia urgieron hoy al Tribunal Penal Internacional (TPI) a que procese a los líderes de la milicia radical islámica Al Shabab por crímenes contra la humanidad, informó hoy la emisora local Capital FM en su página web.

Así lo anunciaron el primer ministro de Kenia, Raila Odinga, y su homólogo somalí, Abdiweli Mohamed Ali, tras una reunión en Nairobi en la que también acordaron seguir con la operación militar que llevan a cabo en Somalia desde el pasado 15 de octubre.

En un comunicado conjunto difundido tras la reunión, ambos subrayan que "Al Shabab constituye un enemigo común para Kenia y Somalia y, por lo tanto, se debe luchar contra ellos de forma conjunta con la ayuda de la comunidad internacional".

"Las actuales operaciones de las fuerzas del Gobierno de Transición de Somalia (TFG) junto con Kenia tiene un objetivo legítimo, que es perseguir a miembros de Al Shabab", indica la nota.

"Por lo tanto -remarca el comunicado conjunto-, compartiremos información de forma continuada sobre Al Shabab, así como la operación militar para expulsarlos".

Los dos gobiernos acordaron, asimismo, el inicio de una campaña diplomática para conseguir apoyo internacional, e informaron de que han establecido un comité de coordinación de alto nivel que se reunirá de forma periódica en Nairobi y Mogadiscio.

"Vamos a empezar con una reunión conjunta de miembros selectos del cuerpo diplomático en Nairobi el próximo 1 de noviembre, seguida de varias visitas a determinadas capitales", afirma el texto.

Odinga aseguró igualmente que se están llevando a cabo planes para enviar más tropas a la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), para poder liberar las zonas del sur del país que están bajo control de los rebeldes de Al Shabab.

Por su parte, el primer ministro somalí señaló: "No hay fisuras entre Somalia y Kenia en la lucha contra Al Shabab. Son una amenaza para la seguridad de nuestros dos países y por ello es necesario que adoptemos una estrategia común contra este enemigo en común".

"Al Shabab no es un fenómeno somalí, sino que es un problema regional y global, así que le corresponde a la comunidad internacional hacer frente a esta amenaza y asegurarse de que es eliminada de la faz de la tierra", sentenció Ali.

Mientras, el Ejército keniano se prepara para proceder al asalto de la ciudad somalí de Afmadow, tras el cese de las intensas lluvias que han caído sobre Somalia en las últimas semanas y que impedían avanzar a los vehículos blindados, según el diario "Daily Nation".

Los analistas apuntan que la toma de Afmadow por parte de los soldados kenianos es decisiva para poder hacerse con la ciudad portuaria de Kismayo, bastión de los rebeldes de Al Shabab desde noviembre de 2009, cuando capturaron esa urbe.

Kenia inició una ofensiva el pasado 15 de octubre contra Al Shabab en Somalia, con el apoyo del Gobierno somalí, después de que la milicia supuestamente secuestrara a tres cooperantes y dos turistas en territorio keniano en poco más de un mes.

0
comentarios
Ver comentarios