Los socialdemócratas canadienses acarician el Gobierno, según última encuesta

Toronto (Canadá), 29 abr (EFE).- La posibilidad de que por primera vez en la historia de Canadá los socialdemócratas lleguen al Gobierno es cada vez más real después de que una encuesta situó hoy a la izquierda canadiense a sólo 5 puntos del gobernante Partido Conservador (PC), a tres días de las elecciones generales.

En los últimos 15 días, el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) ha pasado de tener una intención de voto del 19,9 % al 31,2 %, superando por primera vez en la historia al Partido Liberal (PL), que ha seguido la tendencia opuesta al pasar del 27,6 % al 22 % según la encuesta dada a conocer hoy por Nanos Research.

Mientras, el apoyo al PC, del primer ministro Stephen Harper, ha empezado a caer tras acercarse hace una semana a la mayoría absoluta. Según Nanos Research, el PC tiene ahora una intención de voto del 36,4 %, 2,2 puntos menos que hace dos semanas.

El sistema electoral canadiense, basado en la tradición británica de circunscripciones en las que sólo hay un ganador y no cuentan los votos destinados a los candidatos perdedores, hace difícil predecir el número de escaños que corresponderá a cada partido.

Tradicionalmente un partido necesita al menos el 40 % de los votos a nivel nacional para obtener la mayoría absoluta de los 308 escaños de la Cámara de los Comunes del Parlamento canadiense.

En 2006, cuando Harper y los conservadores llegaron al poder tras 13 años ininterrumpidos de Gobiernos liberales, el PC se hizo con el 36,27 % de los votos y 124 escaños mientras que los liberales consiguieron el 30,23 % de los votos y 103 diputados.

En 2008, los conservadores volvieron a ganar una minoría de 143 diputados con el 37,65 % de los votos mientras que el PL se desplomó a 77 diputados, uno de los resultados más pobres de su historia, con el 26,26 % de los votos.

Con las cifras de la encuesta de hoy de Nanos Research, que tiene un margen de error de 2,8 puntos, las proyecciones señalan desde una amplia mayoría conservadora de alrededor de 200 escaños hasta unos 120 diputados para el PC mientras que el NPD podría llegar hasta los 100 diputados.

Con un centenar de diputados socialdemócratas y otros 50 liberales, los analistas han empezado a hablar de un posible Gobierno de coalición entre NPD y PL, algo sin precedentes en la historia de Canadá.

No sólo los analistas. En los últimos días, el líder del NPD, Jack Layton, ha cambiado el lenguaje en sus mítines y ha empezado a referirse a los pasos que tomará "cuando sea el primer ministro" canadiense.

Y hoy el primer ministro en funciones, el líder conservador Stephen Harper, advirtió de las "graves consecuencias" de un posible Gobierno de coalición entre el centrista PL y el NPD.

Durante un mitin en Montreal, Harper afirmó que la posibilidad de un Gobierno de coalición dominado por el NPD "es la peor opción posible" y añadió que Layton impondría "decenas de miles de millones de dólares" en impuestos que dañarían de forma irreversible la economía canadiense.

Mientras, el líder del PL, el intelectual Michael Ignatieff, que prácticamente ha visto desaparecer todas sus esperanzas de ganar a los conservadores, ahora está más concentrado en atacar a los socialdemócratas e intentar detener la sangría de votos hacia el NPD.

Ignatieff afirmó hoy en un mitin que las políticas del NPD son una "fantasía" y solicitó a los votantes liberales que no se desanimen y acudan a los colegios electorales el próximo lunes.

"En los partidos de hockey sobre hielo, espero hasta el silbato final. Espero hasta que la sirena marque el final y todavía no ha sonado", dijo Ignatieff.

Pero el empuje de la "revolución naranja", el color del NPD, parece imparable, especialmente en la provincia de Québec.

Hoy, dos destacados miembros del partido independentista de la provincia, el Bloque Quebequés (BQ), publicaron una carta en la que solicitaron el voto para el NPD, lo que puede aupar definitivamente a los socialdemócratas en las elecciones del lunes.

El BQ, el tercer partido en escaños en el Parlamento canadiense hasta su disolución el 25 de marzo con 49 diputados, podría quedar reducido a poco más de una docena de representantes.

Este partido, que sólo presenta candidatos en la provincia de Québec, de donde proceden 75 de los 308 diputados del Parlamento canadiense, ha pasado de una intención de voto de casi el 40 % a sólo un 23,6 % mientras que el NPD ha subido hasta el 41,4 %.

0
comentarios
Ver comentarios