Devela Silvia Pinal placa por 200 funciones de "El tiempo vuela"

(Ampliación)

* La puesta en escena debutará en Miami, Florida, y posteriormente regresará a México

México, 29 Jul. (Notimex).- La actriz Silvia Pinal develó la placa por las 200 representaciones de la obra "El tiempo vuela", que la víspera ofreció su última función en el teatro Independencia de la Ciudad de México y pronto debutará en Miami, donde su protagonista Ernesto Laguardia residirá un tiempo por motivos de trabajo.

La también dirigente de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) lamentó que la puesta en escena tenga que partir, no sólo por las mastografías que donó a más de cinco mil mujeres, sino por la labor realizada para consolidar la cultura de la autoexploración para detectar a tiempo el mal.

"No tengo cómo agradecer que hagan esta obra y lamento mucho que se tenga que ir, porque esto me recuerda cuando mi hija Alejandra se detectó un par de bolitas, situación que le salvó la vida y gracias a esa conciencia hoy está a salvo y fuera de peligro. Si no fuera por esa autoexploración, hoy no estaría hablando de esto".

Silvia Pinal admitió que existen muchas mujeres mexicanas que no tienen la costumbre de revisarse: "Ese es un grave error, si tuviéramos la conciencia de revisarnos podríamos salvarnos todas de esta terrible enfermedad y que es el tema central de esta difícil historia que desarrolla Ernesto Laguardia en el escenario".

Por su parte, el productor Gerardo Quiroz subrayó que la obra sale rumbo a Miami, Florida (Estados Unidos), porque al protagonista del monólogo le ofrecieron conducir en televisión, por lo que la puesta no dejará de montarse, simplemente saldrá de gira para luego volver.

"Es lamentable irnos no sólo por nuestro público, sino por las miles de mujeres que hemos ayudado, porque la obra aborda este acontecer. Para nosotros es muy triste, porque cada dos horas muere una mujer por cáncer de mama en México, donde 97 por ciento de los casos pudo haberse prevenido a través de la mastografía", indicó.

Subrayó que es un compromiso como ciudadano, como ser humano y como un productor socialmente responsable para generar un círculo virtuoso de ayuda, porque hay quienes lo necesitan.

"Creo que todo tipo de evento, de espectáculos o cultura, debería ser socialmente responsable, especialmente aquellos que hacen acciones altruistas sin anunciarlo, como lo hemos hecho con esta obra, que no terminará hasta que estemos satisfechos de ayudar a más mujeres", destacó.

Explicó que en su aventura de montar esta historia basada en hechos reales, tanto Ernesto Laguardia y él han puesto dinero de sus bolsillos, porque no siempre les va bien con la taquilla. "Ese es el riesgo de llevar a cabo una pasión como ésta del teatro, cada quien daba la mitad del dinero, especialmente por la ayuda a las mujeres".

NTX/DFH/ACJ

0
comentarios
Ver comentarios