El Consejo de Seguridad exhorta a los Estados a realizar donaciones urgentes para Somalia

Naciones Unidas, 25 jul (EFE).- Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU mostraron hoy su "seria preocupación" ante el estado de hambruna declarado en dos regiones del sur de Somalia y exhortaron a todos los Estados miembros del organismo a contribuir con urgencia al fondo de ayuda para el país africano.

"El Consejo de Seguridad expresa su seria preocupación ante la insuficiencia de la financiación humanitaria para Somalia y exhorta a todos los Estados miembros a contribuir al plan de ayuda", dijo el embajador alemán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y presidente de turno del Consejo, Peter Wittig, en una declaración presidencial.

En el texto, aprobado por todos los miembros del Consejo, Wittig animó a la comunidad internacional "a unirse para evitar que la crisis se agrave".

También agradeció "la movilización" que los gobiernos han logrado "hasta el momento, como demuestra la reunión de urgencia de la Organización de la ONU para la Agricultura y Alimentación (FAO) hoy en Roma".

El presidente del máximo órgano ejecutivo de la ONU pidió además "a todas las partes" (del conflicto en Somalia) que garanticen "el acceso completo, seguro y sin trabas" a la entrega de ayuda humanitaria "a las personas que la necesitan en toda Somalia".

Asimismo, los miembros del Consejo de Seguridad lanzaron un llamamiento a "todas las partes y grupos armados" para que "den los pasos adecuados para garantizar la seguridad y protección del personal humanitario y sus provisiones".

La declaración del máximo órgano internacional de seguridad coincidió hoy con una reunión en Roma auspiciada por varias agencias de la ONU y en la que se pidió a la comunidad internacional realizar una intervención "urgente" que acabe con la crisis alimentaria que vive el Cuerno de África y particularmente Somalia.

Naciones Unidas calcula que se necesitan 1.600 millones de dólares en los próximos doce meses para hacer frente a la emergencia humanitaria que vive el país africano, donde preocupa especialmente la presencia de la milicia integrista islámica Al Shabab, vinculada a la red terrorista Al Qaeda.

Al Shabab controla prácticamente la totalidad del sur del país y sigue sin autorizar el paso de la ONU para que lleve ayuda a la población de esa zona porque asegura que la reciente declaración de la hambruna es "propaganda".

0
comentarios
Ver comentarios