El Consejo de Seguridad condena atentado en Kandahar y pide que se proteja a personal de l

Naciones Unidas, 31 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy enérgicamente el atentado suicida ocurrido en Kandahar (sur de Afganistán), en el que murieron tres guardias de seguridad de la organización internacional, y pidió al Gobierno afgano que siga protegiendo a su personal e instalaciones en el país.

"Los miembros del Consejo de Seguridad piden al Gobierno de Afganistán que lleve ante la justicia a los responsables del ataque y que siga dando todos los pasos necesarios para proteger al personal y las instalaciones de la ONU en el país", señaló ante la prensa la presidenta de turno del Consejo, la nigeriana U. Joy Ogwu.

La diplomática leyó un comunicado acordado por unanimidad por los miembros del máximo órgano internacional de seguridad, en el que condenaron "en los términos más enérgicos" el ataque contra la sede de la ONG estadounidense International Relief and Development (IRD), situada junto a las oficinas del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El ataque, obra de un comando talibán mediante un camión bomba, provocó la muerte de tres guardias de seguridad de la ONU y dos contratistas, así como varios heridos.

"Los trabajadores humanitarios han operado en Afganistán durante décadas. Se enfrentan a inmensos riesgos personales para ayudar a las personas más vulnerables", añadió la embajadora nigeriana, que reiteró el apoyo del Consejo de Seguridad "al trabajo crucial que realiza la ONU en beneficio de todos los afganos".

La embajadora nigeriana, que hoy culmina su mandato como presidenta temporal del Consejo de Seguridad, reiteró además el rechazo del máximo órgano de decisión de la ONU al "terrorismo en todas sus formas y manifestaciones", y transmitió sus condolencias a los familiares de las víctimas del atentado.

0
comentarios
Ver comentarios