SÍGUENOS EN

Nacional

Continúa El Salvador sin acuerdo sobre impuesto de seguridad

San Salvador, 31 Ago (Notimex).- Gobierno y empresarios de El Salvador se reunieron de nuevo para buscar consensos sobre los planes para combatir la criminalidad que golpea al país, aunque sin lograr un acuerdo respecto a un impuesto especial de seguridad al gran capital.

La reunión se realizó la víspera en Casa Presidencial, bajo la coordinación del secretario de Asuntos estratégicos, Hato Hasbún, señaló un comunicado de prensa emitido este miércoles por La Presidencia.

El encuentro buscó "generar una correlación que permita empujar un proceso de solución para la problemática de la inseguridad", señaló Hasbún.

"No estamos hablando solamente del combate a la delincuencia, sino establecer un planteamiento de seguridad que se constituya en Política de Estado", afirmó el funcionario.

Además del gabinete de seguridad, participaron los presidentes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (Anep), Jorge Daboub y de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) Javier Simán, entre otros dirigentes privados.

El gobierno urge de un impuesto especial por un monto de 350 millones de dólares para financiar planes extraordinarios de seguridad, que han propuesto al gran empresariado, sin embargo este sector lo rechaza de manera enfática.

El impuesto, que sería similar al que impuso Colombia a las granes empresas, ha generado choques entre el Ejecutivo y las gremiales de los grandes capitales.

La semana pasada, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, dio un ultimátum hasta el 30 de septiembre próximo a los empresarios para que presenten una contrapuesta sobre el impuesto de la seguridad.

No obstante, Simán, presidente de ASI, respondió al jefe de Estado y dijo que el secretario técnico de la Presidencia, Alex Segovia, les había comunicado, que ya no iba esa propuesta, ya que todo iría junto al paquete de Asociación del Crecimiento, un proyecto que se impulsa con la ayuda de Estados Unidos.

Simán, consideró por lo tanto, que el "impuesto a la seguridad quedó en el congelador", pese a que es este sector el que más exige al gobierno controlar la galopante delincuencia, que causa en promedio 12 homicidios diarios.

El ex presidente colombiano, Alvaro Uribe, quien este martes disertó en El Salvador sobre la seguridad, dijo que el impuesto que aplicó al gran capital, permitió un avance en la estructura social y le dio mucha tranquilidad al país".

"En el caso colombiano se registró lo siguiente: Los contribuyentes que pagaron ese impuesto confiaron en nuestra sinceridad y devoción por la política de seguridad democrática", agregó el ex presidente.

NTX/AM/BGG/