Construye México en seguridad una obra de gran envergadura: Calderón

* Plantea a Perú alianza económica, política, comercial y diplomática

Por Héctor Álvarez Fernández. Enviado

(Ampliación)

Lima, 27 Abr. (Notimex).- El presidente Felipe Calderón afirmó que en materia de seguridad, su gobierno construye una obra que sólo puede ser de larga envergadura y de largo plazo, que es consolidar el Estado de derecho y brindar certidumbre jurídica y pública a los inversionistas.

En un encuentro con la Cámara de Comercio de Lima que lo condecoró con la orden en grado de "Gran Cruz", el mandatario mexicano dejó claro que las empresas necesitan estar respaldadas por la certeza que sólo puede dar la ley.

"Creemos en el Estado de derecho y hemos asumido, con fortaleza, con decisión y con determinación, el objetivo y la misión de hacer de México un país de leyes", expresó el Ejecutivo federal.

Ante empresarios y comerciantes peruanos y mexicanos mencionó que para ello se están fortaleciendo las instituciones de seguridad y justicia para dar un combate frontal a la criminalidad, por lo que "en pocas palabras" se construye una obra de larga envergadura y largo plazo en esa materia.

En su discurso, el presidente Calderón destacó que hoy más que nunca Perú y México deben ser socios y aliados estratégicos en lo comercial, lo económico, "pero también, me atrevo a decirlo, en lo político y en lo diplomático".

Un paso importante para ello es la reciente firma del Acuerdo de Integración Comercial entre México y Perú, con el cual se podrán facilitar los intercambios de bienes, servicios, incrementar los flujos de inversión e intensificar la colaboración entre las empresas de los dos países.

El presidente de la república aseguró que se dará un renovado impulso al comercio bilateral y a las inversiones recíprocas "si éste acuerdo es aprobado, en nuestro caso en el Senado de la República, cosa que hago votos para que suceda".

El acuerdo, además, abre grandes oportunidades de negocio y de comercio para los empresarios peruanos; las exportaciones a México, por ejemplo, podrán dinamizarse, pues existe una enorme demanda de productos en los cuales Perú es competitivo, como madera, minerales, artículos de plástico, colorantes, hortalizas y semillas.

A su vez las pequeñas y medianas empresas peruanas encontrarán, por el tamaño del mercado mexicano, un poder de compra de 15 mil dólares per cápita, atractivas áreas para colocar sus productos y nuevos destinos para invertir en una economía sólida y en crecimiento como la mexicana.

El presidente de México concluyó el primero de dos días de su Visita de Estado a Perú con una cena privada que en su honor ofreció el mandatario peruano,Alan García.

NTX/HAF/EPT/TIEMPO09/LIBRE09

0
comentarios
Ver comentarios