Un segundo avión del PMA con comida para niños desnutridos llega a Mogadiscio

Nairobi, 29 jul (EFE).- Un segundo avión del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU llegó hoy a Mogadiscio procedente de Nairobi, cargado con alimentos especiales para niños malnutridos de Somalia, donde dos regiones del sur están en estado de hambruna.

Según informó el PMA en un comunicado difundido en Nairobi, se trata del segundo aparato que cubre el puente aéreo abierto el pasado miércoles entre las capitales de Kenia y Somalia.

El primer avión con alimentos aterrizó esta jornada a Gedo, la región somalí fronteriza con Kenia e Etiopía, con cinco toneladas de galletas energéticas destinadas a los desplazados.

En los dos vuelos han llegado unas 28 toneladas de suplementos alimenticios destinados a niños desnutridos han llegado a Mogadiscio, si bien el PMA tiene como objetivo enviar un total de 100 toneladas para asistir a "35.000 niños".

Además, la agencia de la ONU está "suministrando comida caliente a 85.000 personas diariamente a través de veinte centros de alimentación" en la capital somalí.

"Nuestros centros de alimentación siguen operando pese a la difícil situación de la seguridad", indicó el PMA, después de que este jueves fuentes de esa agencia señalaran que problemas de seguridad no especificados habían impedido el reparto de la comida destinada a los niños malnutridos.

Esos problemas coincidieron con los enfrentamientos entre tropas gubernamentales e insurgentes del grupo radical islámico Al Shabab en la capital somalí, adonde no dejan de llegar familias que huyen de las regiones con hambruna.

La agencia de la ONU asegura que está abasteciendo de comida a "alrededor de 1,5 millones de personas en Somalia Central, Somalilandia y Puntlandia", así como a 300.000 personas en Mogadiscio.

El Programa Mundial de Alimentos ha recaudado ya 252 millones de dólares (unos 176 millones de euros) para combatir la sequía y el hambre en el Cuerno de África, pero hoy subrayó que necesita más fondos para sus operaciones en los próximos seis meses.

El día 20 de julio la ONU declaró el estado de hambruna en las regiones meridionales somalíes de Bakool y Baja Shabelle, aunque no prevé que se extienda más allá en la región, pese a la situación de grave crisis alimentaria en el sur de Etiopía y el norte de Kenia.

La sequía que azota al Cuerno de África -la peor en la región en los últimos 60 años, según la ONU, y sus devastadores efectos- mantienen en situación crítica a unos 11 millones de personas.

0
comentarios
Ver comentarios