Seguidores de la realeza británica se instalan afuera de Abadía

Por Marcela Gutiérrez Bobadilla. Colaboradora

Londres, 26 Abr (Notimex.).- A tres días de la boda entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, seguidores de la realeza británica ya comenzaron a instalarse en las afueras de la Abadía para observar lo más cerca posible el evento que será el más televisado de la historia.

John Loughrey, de 56 años, quien viste una camiseta blanca en la que lleva estampada la fotografía de William y Kate con la leyenda "Diana estaría orgullosa", llegó a las primeras horas de este martes a la Abadía dispuesto a acampar tres noches para tener la mejor vista de la llegada de los novios.

El seguidor de la fallecida princesa Diana dijo que está seguro que "Diana estará presente en espíritu".

Con sólo una bolsa de dormir, un gorro con los colores de la bandera británica, y un suéter ligero, Loughrey está dispuesto a soportar la lluvia y el frío que se pronostican para las próximas horas.

También una mujer británica, de edad avanzada, Gwen Murray, ya está acampando en las afueras de la catedral anglicana y se dedica a tejer sentada en una silla de lona, acompañada de una bolsa de dormir que la mantendrá protegida del frío.

La Policía Metropolitana, Scotland Yard, afirmó por su parte que actuará de manera "robusta y decisiva" si hay disturbios y pidió cooperación al público para denunciar cualquier sospecha.

La jefa policíaca, Christine Jones, a cargo del operativo, afirmó en conferencia de prensa que "necesitamos al público que le diga a la policía cuando vea algo fuera de lugar".

Pidió a las personas que asistirán al evento que "sean nuestros ojos y nuestro oídos" y que informen a la policía de cualquier sospecha.

El vicecomisario de la policía de Londres, Lynne Owens, argumentó por su parte que la ley no le permite a la policía prohibir protestas, pero espera que no haya ninguna porque "no son apropiadas para la seguridad".

El grupo "Musulmanes contra las cruzadas", planea una manifestación el próximo viernes afuera de la Abadía de Westminster, y aunque la policía le pidió que no la hiciera, hasta ahora no ha recibido una respuesta positiva.

Se prevé que Scotland Yard despliegue unos cinco mil policías en las céntricas calles de Londres para garantizar que el evento sea seguro.

Mientras, ya comenzaron a llegar a esta ciudad periodistas y equipos de televisión de varios países que cubrirán la boda real el próximo 29 de abril.

El gobierno británico cobró a los fotógrafos acreditados el equivalente a mil 480 dólares por una posición en uno de los puntos entre la Abadía de Westminster y el Palacio de Buckingham, por donde pasarán los novios y la familia real.

Además, construyó cerca de la Abadía una estructura de tres pisos que alberga los estudios de televisión temporales para cadenas extranjeras como la estadunidense NBC y la mexicana Televisa que pagarán una renta de casi 100 mil dólares para poder transmitir en vivo.

El reportero británico especializado en Realeza, Richard Palmer, dijo a Notimex que "a todo mundo le gustan las bodas y muchas niñas sueñan con casarse con un príncipe, así que, no creo que deba sorprendernos el interés mundial".

Se estima que la Boda Real atraerá a dos mil millones de televidentes en todo el mundo, y sería de esta manera, el evento más visto de la historia.

NTX/MGB/SRA/BODA11

0
comentarios
Ver comentarios