Una canal salvadoreño pide indagar el asesinato de uno de sus camarógrafos

San Salvador, 27 abr (EFE).- El Canal 33 de la televisión salvadoreña advirtió hoy que existen "sólidas presunciones" que vinculan el asesinato de uno de sus camarógrafos con su trabajo, por lo que exigió a las autoridades una "investigación exhaustiva".

"Aún cuando las investigaciones recién inician, existen sólidas presunciones de que su asesinato pudo haber sido motivado por su trabajo como camarógrafo del noticiero Teleprensa", denunció el medio en un comunicado que publicó este miércoles en la prensa local.

Calificó de "vil y cobarde" el asesinato de Alfredo Hurtado, quien fue atacado con armas de fuego en la noche del lunes por dos sujetos que abordaron un autobús en la que se movilizaba por la localidad de Ilopango (9 kilómetros al este de San Salvador).

La comunicación detalló que Hurtado cubría en el horario nocturno "mayoritariamente hechos de tipo policial".

"Su conocimiento sobre determinado hecho delictivo es una de las hipótesis principales que manejan hasta ahora las investigaciones. De comprobarse esta teoría, Alfredo Hurtado sería no solo una víctima más de los miles de salvadoreños que mueren cada año producto de la delincuencia que azota con toda impunidad el país, sino también víctima de un trabajo noble", añadió el documento.

El Canal 33, "ante la gravedad de tal presunción", exigió a las autoridades "una investigación exhaustiva que termine con la detención y encarcelamiento de los autores materiales e intelectuales".

"Hacemos extensivo este llamado en favor de todas las familias salvadoreñas que día a día se enfrentan al luto y el dolor producto de una delincuencia que no tiene límites, pero que se ampara en la incapacidad de quienes tienen la obligación de proteger a la sociedad", añadió el comunicado.

El subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, aseguró el martes que trabajan en varias hipótesis y reveló que Hurtado había recibido años atrás amenazas de integrantes de la Mara Salvatrucha (MS).

Familiares del camarógrafo, que pidieron mantener en reserva su identidad, dijeron a La Prensa Gráfica que Hurtado sí había recibido amenazas de muerte por su trabajo.

"Las amenazas eran simplemente porque trabajaba en un medio de comunicación y porque tenía amistades policiales (...) Creíamos imposible que las hicieran efectivas porque él no era una persona que atacaba a la sociedad sino que sacaba la verdad de la noticia", añadió el familiar.

El Diario de Hoy indicó que parientes de Hurtado dijeron que los pandilleros sabían que trabajaba en un noticiero y no descartaron que lo asesinaran porque le daba cobertura a operativos policiales en las cercanías de su residencia, donde, según la policía, operan estos grupos.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este miércoles el asesinato de Hurtado y solicitó a las autoridades una investigación expedita para conocer el móvil del mismo.

El presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, del diario Siglo 21 de Guatemala, expresó su solidaridad a los familiares y colegas de Hurtado y dijo que "la mejor forma de llegar a la verdad y conocer las razones del asesinato es que las autoridades actúen con premura y no descarten ninguna hipótesis".

0
comentarios
Ver comentarios