Ford y Chrysler dicen que los resultados del primer semestre de 2011 fueron buenos

Washington, 26 jul (EFE).- Ford y el Grupo Chrysler dijeron hoy que lograron buenos resultados financieros durante los seis primeros meses del año tras dar a conocer las cifras del segundo trimestre en el que Ford ganó 2.398 millones de dólares y Chrysler perdió 370 millones.

Aunque las cifras del Grupo Chrysler en el segundo trimestre superaron los 172 millones de dólares perdidos por el fabricante en el primer trimestre de 2011, la empresa destacó que fue fruto de un cargo extraordinario de 551 millones de dólares para la devolución de préstamos a los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

Si se excluye ese cargo extraordinario, el Grupo Chrysler habría ganado 181 millones de dólares. Los ingresos netos de la compañía fueron 13.700 millones de dólares, un 30 % superiores a los del segundo trimestre de 2010.

En el conjunto del primer semestre de 2011, los ingresos netos ascendieron a 26.785 millones de dólares, un 33 % más que en el mismo periodo de 2010.

El consejero delegado del Grupo Chrysler, Sergio Marchionne, dijo a través de un comunicado que "no hay duda de que el Grupo Chrysler ha dado un gran paso adelante en este trimestre".

"La refinanciación de nuestra deuda y la devolución de los préstamos gubernamentales seis años antes de lo previsto refuerza nuestro convencimiento de que estamos en el camino adecuado para reconstruir esta compañía y devolverla a su puesto en el panorama automovilístico mundial" añadió Marchionne.

En Ford, los resultados del segundo trimestre también fueron recibidos con optimismo.

Aunque los beneficios del periodo fueron un 7,7 % inferiores a los obtenidos durante el segundo trimestre de 2010, Ford justificó la caída por la subida de los precios de las materias primas y el aumento del gasto en el desarrollo de nuevos vehículos.

A pesar del descenso de los beneficios entre abril y junio, el primer semestre de 2011 terminó al alza para la compañía del óvalo azul al registrar un aumento del 5,6 % de sus beneficios que sumaron 4.949 millones de dólares.

"Generamos unos resultados muy buenos durante el segundo trimestre a la vez que la empresa creció globalmente y tuvimos más clientes en cada región", dijo el presidente de Ford, Alan Mulally, en un comunicado.

"A pesar de un ambiente empresarial incierto, fortalecimos nuestra hoja de resultados y continuamos invirtiendo en el futuro", añadió Mulally.

Aunque las cifras globales de Ford son positivas, los detalles ofrecen una imagen un poco más problemática para el fabricante de automóviles, ya que sus beneficios se concentran en Norteamérica, una de las cuatro regiones en las que Ford tiene dividido el mundo.

En Norteamérica y en el segundo trimestre, Ford ganó, antes de impuestos, 1.900 millones de dólares, 10 millones más que en el mismo periodo de 2010.

Las restantes regiones terminaron el trimestre en números negros pero con beneficios en declive.

Especialmente preocupante es la situación en Europa, donde Ford ganó antes de impuestos 176 millones de dólares, un 45,3 % menos que hace un año.

El fabricante dijo que "el descenso estuvo más que explicado por los elevados precios de las materias primas y los costes estructurales. Cambios adversos en los inventarios de los concesionarios también fueron un factor contribuyente".

Lewis Booth, director financiero de Ford, dijo durante una teleconferencia con medios de comunicación, que en el segundo trimestre la "demanda fue un poco débil en ambos mercados" (Europa y Norteamérica) por la crisis financiera europea.

En total, las ventas europeas de Ford durante el segundo trimestre fueron 422.000 vehículos, alrededor de las mismas que en 2010 aunque los ingresos aumentaron a 9.000 millones de dólares, un 20 % más que hace un año.

En Suramérica, Ford obtuvo su 30 trimestre consecutivo de ganancias aunque, como en Europa, la cifra fue un 5,9 % inferior a las del mismo trimestre de 2010.

0
comentarios
Ver comentarios