Un tribunal resuelve mañana el fallo del segundo juicio contra un expresidente en Costa R

San José, 26 abr (EFE).- Un tribunal de Costa Rica emitirá mañana su fallo en el juicio por corrupción que se le sigue al expresidente del país Miguel Ángel Rodríguez, para quien la Fiscalía pide siete años de prisión, el segundo caso contra un exmandatario luego de que en 2009 fuera condenado Rafael Ángel Calderón.

El Tribunal de Juicio de Hacienda, en el Segundo Circuito Judicial de San José, leerá mañana la parte dispositiva del fallo y el 25 de mayo próximo será la lectura total de la sentencia, tras poco más de un año de juicio.

El expresidente Rodríguez (1998-2002) es acusado de haber presuntamente cometido los delitos de corrupción agravada y enriquecimiento ilícito en la licitación de un contrato de telefonía móvil a la empresa francesa Alcatel, por lo que la Fiscalía solicitó al tribunal una pena de siete años de prisión.

Rodríguez es el segundo expresidente que se sienta en el banquillo de los acusados en la historia de Costa Rica, pues en 2009 Rafael Ángel Calderón fue sentenciado a cinco años de cárcel por un reparto de comisiones para la compra de equipo médico destinado a la estatal Caja Costarricense del Seguro Social.

El exmandatario y fugaz secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 2004, año en que fue detenido en San José, ha dicho que es inocente de los cargos por presunta corrupción y que el juicio en su contra ha sido un "circo político" y mediático.

Rodríguez ha afirmado que durante el juicio quedó demostrado que no cometió ningún delito y ha denunciado que la Fiscalía supuestamente estableció un acuerdo con el testigo clave del caso, José Antonio Lobo, un antiguo asesor suyo, quien lo incriminó.

Según el expresidente, que militaba en el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Lobo le incriminó y a cambio no figuró entre los imputados en el juicio a pesar de reconocer su participación en los hechos.

La Fiscalía, por su parte, asegura que Rodríguez instigó a Lobo, su asesor de confianza, para que aceptara una comisión de Alcatel de 2 millones de dólares, de la cual el exmandatario pidió recibir el 60 por ciento.

El monto de la licitación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), monopolio de las telecomunicaciones en la época, que se adjudicó a Alcatel fue de 149 millones de dólares para la instalación de 400.000 líneas de telefonía celular en 2001.

La acusación de la Fiscalía involucra además a otros ocho imputados, entre funcionarios públicos, asesores, abogados y el entonces representante de Alcatel en Costa Rica, Edgar Valverde, quienes se vieron involucrados con sobornos girados por la firma francesa en este caso por un total de 14 millones de dólares.

Para todos ellos la Fiscalía solicitó diversas penas de cárcel.

0
comentarios
Ver comentarios